Mundus vult decipe- “El mundo quiere ser engañado”- dice un antiguo proverbio y por esto, en todas las épocas de la historia, ha habido embusteros que han tratado de satisfacer este deseo de