La vía intramuscular (I.M) es actualmente la más empleada de todas las vías parenterales. Consiste en administrar sustancias o fármacos a través de una jeringa con aguja que,