En estos días que deambulaba por una de las avenidas del centro de Medellín, vi un hombre de aproximadamente 60 años de edad, que estaba tirado en