Desde la farmacia comunitaria nos damos cuenta que, a pesar de los avances de la medicina y la introducción de nuevos y potentes fármacos oncológicos, el cáncer