tres sustancias naturales y efectivas para la Migraña

migraña

La migraña, y más la crónica es una enfermedad incapacitante, y muy difícil de tratar, y se da como una complicación de la migraña esporádica. Se manifiesta, casi siempre, de forma instantánea y con  ataques episódicos severos, caracterizados por dolor, cambios visuales, náuseas, irritación y depresión. Afecta la calidad de vida de muchas personas en todo el mundo principalmente mujeres (gracia., at al, 2008; Fernández., at al, 2003).

Lo de ser mujer, lo decimos por evidencia desde la farmacia comunitaria, pues, comparadas con los hombres, son las que más visitan los médicos o acuden a la farmacias. Además, hemos observado  también un hecho muy curioso: que cuando la mujer presenta la crisis migrañosa, pareciese que una parte de su cerebro se bloquea, ya que, simplemente se deja asesorar sin proponer un pero, en la recomendación que le hace el farmacéutico.

Causas de la migraña

 La causa o factores de riesgo para desarrollar la migraña crónica son genéticos, abuso de fármacos: analgésicos, antiinflamatorios, opiáceos, entre otros. Ser mujer, ciertos alimentos, ansiedad, depresión, tener baja posición socioeconómica, ser divorciada o viuda, estrés, entre otros, (sevillano., at al,  2007; Rosich, 2012; cebrian., at al, 2017).

llama poderosamente la atención ciertos aspectos relacionados con la mujer. Y es el hecho de que existe una estrecha relación entre las hormonas sexuales femeninas y la migraña: ya que es tres veces más frecuente en las mujeres tras la primera menstruación, el 25% de las mujeres en edad reproductiva sufre migraña frente al 8% de los varones(también tienen estrógenos), después de los cincuenta años cuando los estrógenos disminuyen en sangre la prevalencia es similar en ambos sexos, la migraña menstrual, la mejoría de la migraña durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo y el hecho de que algunas de las mujeres que planifican mejoran la frecuencia y la intensidad de la migraña(raña, 2008; rodríguez., at al, 2010).

Los síntomas que produce la migraña creemos, que pueden estimularse como la respuesta que produce el cerebro ante la ausencia o deficiencia de estrógeno. Igual sucede con los sofocos de la menopausia. Es bien sabido que, cuando el nivel de estrógeno desciende, disminuye la concentración de glucosa en el cerebro, este, ante la deficiencia, debe hacer algo para obtener el apreciado combustible celular. Por tanto, se produce una liberación fisiologíca de noradrenalina, que aumenta el azúcar en sangre, ritmo cardíaco y temperatura, entre otros (McCleary, 2010).

 Hoy, las evidencias apuntan a que el déficit de glucosa o energía en las células cerebrales, provoca la acumulación de un neurotransmisor llamado glutamato, el cual, obliga a las células a realizar un mayor trabajo en un escenario donde la excitacion neuronal es la característica más importante. (McCleary, 2010).

Finalmente, la sobre-excitación producida por el neurotransmisor glutamato, producirá la inflamación de los vasos sanguíneos presentes en las membranas que recubren el cerebro lo que ocasionaría la activación del sistema trigémino vascular produciendo los síntomas ya  característicos (Benavides., at al ,2015).

Migraña y abuso de fármacos

La FDA (Food and Drug Administration: Administración de Medicamentos y Alimentos) está exigiendo añadir una descripción de la cefalea por abuso de medicación a la etiqueta de los analgésicos orales de venta sin receta que se usan para tratar las migrañas.

Continua diciendo la FDA que, “Quienes sufren migrañas corren el riesgo de manifestar una afección llamada cefalea por abuso de medicación (CAM). Se trata de una jaqueca diaria similar a una migraña o un aumento marcado en la frecuencia de los episodios de migraña causados por el consumo excesivo de ciertos medicamentos”.

Y en vista de que somos conscientes de esta necesidad (de etiquetar), pues sabemos que si podría existir la cefalea crónica por abuso de fármacos principalmente los de venta libre, nos tomamos la tarea de investigar sustancias naturales para prevenir y/o revertir los síntomas de esta dolorosa enfermedad, y tratar de minimizar en parte el abuso de estos fármacos por la población.

Magnesio, riboflavina y matricaria como preventivos de la migraña

Hemos investigado que existen en el mercado farmacéutico tres sustancias de origen natural  que tienen suficientes estudios y que demuestran su efectividad como tratamiento preventivo de la migraña.

Magnesio

El magnesio es un producto natural de origen mineral, muy barato y muy utilizado para diversas patologías, principalmente de tipo inflamatorio y reumático. Con evidencia desde la farmacia comunitaria.

Está demostrado que la deficiencia de magnesio en el sistema nervioso central desencadena una secuencia de eventos que puede comenzar con la agregación de las plaquetas y la liberación de glutamato y, terminar con la liberación de 5 hidroxitriptamina, un potente vasoconstrictor (Benavides., at al, 2015).

Por lo tanto, se cree que el mecanismo de acción del magnesio, es prevenir y disminuair la hiperexcitabilidad del glutamato (Landeros, 2015).

También se cree que las personas con déficit en magnesio son las más propensas a sufrir de migraña, y el suplemento de magnesio opera  compensando esta deficiencia (Netzer, 2000).

En el mercado se consigue en cápsulas de citrato, oxido o cloruro de magnesio. También se puede preparar el cloruro de magnesio en casa y tomar una copa todos los días antes de acostarse. En nuestro articulo el magnesio un maravilloso mineral, está indicada la forma de prepararlo y las causas de su deficiencia.

Riboflavina o vitamina B2

Esta vitamina aumenta los niveles de energía en la neurona. Los estudios revelan que por la continua excitabilidad cerebral en las personas que sufren de migraña, o epilepsia, las mitocondrias de su  cerebro producen menos energía que las mitocondrias cerebrales de los pacientes sanos, por lo tanto, la toma de este nutriente ayudaría fuertemente a la prevención y tratamiento de la migraña (Chovert, 2013).

La dosis para la migraña oscila entre 200 y 400 mg día. Esta dosis requiere receta médica.

Matricaria o manzanilla

Imagen tomada de Registro de algunas plantas medicinales cultivadas en San Cristóbal, municipio de Medellín (Antioquia-Colombia)

(Marín., at al, 2015).

Es una Planta arbustiva de 30cm a l m de altura.

La matricaria, manzanilla o santa maría, etc., pues tiene muchos nombres, es una planta utilizada desde la antigüedad. Existe en Colombia, chile, México y en muchos países más. Se han demostrado la actividad antiinflamatoria y espasmolítica.  Su actividad antiinflamatoria se ha demostrado in vitro. Extractos de la planta inhibieron la biosíntesis de prostaglandinas, sustancia mediadora de los procesos de inflamación (Sánchez).

Se toma una taza al día de la infusión o el cocimiento de las ramas o de las flores.

Nota: Quiero recalcar que de estos tres productos naturales, ya existen en toda Latinoamérica, incluida Colombia, varios patentados disponibles en el mercado.

Conclusiones

  • Hemos tratado de dar una información acerca de las causas y los factores precipitantes que originan la migraña.
  • Documentamos también la recomendación de la FDA sobre los riesgos que produce el abuso de fármacos de venta libre para tratar los dolores de cabeza.
  • En vista que desde la farmacia comunitaria hemos evidenciado el alto consumo de fármacos para tratar diversos dolores de cabeza, hemos investigado tres sustancias naturales y efectivas que previenen los síntomas de la migraña.

Escrito por: Héctor Isaza montoya

Regente de farmacia

De Medellín para el mundo

Amamos nuestra labor y no queremos invadirte con publicidad.

¿te gustaría hacer un donativo para continuar con la financiación de nuestro proyecto?

Gracias de antemano.

                                                

  Bibliografía

  • Azcorra, J. A. S., Losa, M. D. R. G., & Salazar, J. E. (2014). Migraña: Impacto en la calidad de vida de los Médicos Internos de Pregrado en Mérida, México. Revista Biomédica, 25(2), 2.
  • Benavides, D., Rodríguez, L. C., Restrepo, J., & Vargas, D. (2015). Pathophysiology of migraine: vascular theory, true or not?. Acta Neurológica Colombiana, 31(1), 84-91.
  • Cebrian, R. P., Fernández-Marcos, T., & Herrera, T. L. (2017). Estudio epidemiológico sobre cefaleas en población universitaria española. Psychologia: Avances de la Disciplina, 11(2), 13.
  • Chovert, A. M. (2013). Medicina ortomolecular. Editorial Club Universitario. link
  • Fernández-Concepción, O., & Canuet-Delis, L. (2003). Discapacidad y calidad de vida en pacientes con migraña: factores determinantes. Rev Neurol, 36(12), 1105-1112.
  • Gracia-Naya, M., Alarcia-Alejos, R., & Modrego-Pardo, P. J. (2008). Importancia de la migraña crónica en una consulta general de neurología. Rev Neurol, 577-581.
  • Landeros, C. E. M. (2015). Neurología clínica de Rangel Guerra. Editorial El Manual Moderno. Link
  • McCleary, L. (2010). La salud de tu cerebro: programa Brain Trust para una mejor salud cerebral. Ediciones Robinbook. Link
  • Marín, B. V., & Sáenz, M. S. (2015). Registro de algunas plantas medicinales cultivadas en San Cristóbal, municipio de Medellín (Antioquia-Colombia). Revista Facultad Nacional de Agronomía68(2), 7647-7658.
  • Netzer, corine/2000). El Gran Libro De Las Curas Milagrosas.editorial edaf.
  • Raña Martínez, N. (2008). Migraña en la mujer. Revista de neurología, 46(6), 373-378.
  • Rodríguez Izquierdo, A., & Safora Enríquez, O. (2010). Repercusión de la migraña menstrual en la mujer de hoy. Revista Cubana de Obstetricia y Ginecología, 36(3), 462-468.
  • Rosich, P. P. (2012). Migraña crónica:: epidemiología e impacto. Revista de neurología, 54(2), 3-11.
  • Sánchez, J. R. Santa María.
  • Sevillano-García, M. D., Manso-Calderón, R., & Cacabelos-Pérez, P. (2007). Comorbilidad en la migraña: depresión, ansiedad, estrés y trastornos del sueño. Revista de neurologia, 45(7), 400-405.
  • imagen: cortesía de pixabay