¿Se puede beber la ampolla de Dipirona?

Dipirona

Está es una pregunta que muchos dirían es irrelevante o tal vez ilógica, pero no lo fue así para el auxiliar farmacéutico que sorprendido se quedó, después de que al dispensar una dipirona, el paciente  quiebra la ampolla de vidrio y de inmediato, por vía oral, bebió todo el contenido.

Acto seguido, y todavía algo impresionado, se dirige al regente de farmacia; quien de lejos había observado lo sucedido,  y le narra  los hechos esperanzado en una buena respuesta, pero, al contrario de esta , el regente le responde con varias preguntas ¿leyó bien la receta médica? ¿Qué especialidad tenía el médico? ¿Qué otros medicamentos acompañaban la receta? ¿Que decía la prescripción sobre la forma de administración ?—Preguntas que el mismo farmacéutico debe hacerse al momento de tener en sus manos la receta—, a lo que el asustado joven, farmacéutico, respondió “alcance a ver solo”  “uso indicado“.

Comentario

El “uso indicado” <casi que ocultando la real vía de administración>, significa que el facultativo, le ha dado claras especificaciones al paciente, sobre cómo debe usar el medicamento, en este caso – la vía oral -.

Y debido a que la recomendación del fabricante sobre la vía de administración de la dipirona ampollas, es por vía intramuscular o venosa, al igual que el conocimiento que de ella tenemos los profesionales sanitarios, no es intención del médico alarmar o preocupar al dispensador…más bien, evita con el “uso indicado”  NO crear confusión.

Así, la idea de escribir este artículo – al igual que todos los demás -, nace desde la evidencia en la farmacia comunitaria.

No es de ninguna manera, tampoco de nuestra parte, confundir al profesional de la salud, ni mucho menos alentarlos a realizar actividades que están por fuera de las normas farmacéuticas, pero si, informales en este caso en particular, que los médicos en algunas ocasiones, y según crean ellos la necesidad, podrán cambiar la vía de administración recomendada por el laboratorio fabricante, como ocurre en muchos casos.

Dipirona

La dipirona es un fármaco vigente desde el año 1922. Está indicada como analgésico, antipirético, espasmolítico (en cólico renal) y levemente antiinflamatorio. Es muy formulada y  usada por los médicos Colombianos y otros de Latinoamérica, pero, a la vez está censurada en muchos otros países, por el riesgo de agranulositosis y anemia aplástica (Buitrago-González., at al, 2014).

Químicamente, la dipirona es una pirazolona derivada de la aminopirina. Su nombre químico es 1-fenil-2,3-dimetil-5-pirazolona- 4-metilsulfonato. Es muy común encontrarla en muchos medicamentos con el nombre de metamizol.

Vías de Administración

La dipirona está disponible en tabletas, gotas, jarabe y ampollas.

Respecto a las ampollas, que es más alta su concentración, estas pueden administrarse por vía intramuscular, intravenosa y oral.

Muchos médicos, principalmente los oncólogos, indican la dipirona en el dolor oncológico (tumoral): 1/2 -1 ampolla cada 6-8 horas por vía oral, máximo por 7 días, y disuelta, debido a su mal sabor, en naranja, cola o cualquier otra bebida refrescante (García., at al, 201;  Bullorsky., at al, 1987; Nolotil).

Conclusión

Hemos querido traer este hecho a contexto, ya que, en vista de él, se presentaron ciertas confusiones en el personal farmacéutico, y como uno de nuestros objetivos es resolver algunas dudas e inquietudes que se presentan en la farmacia comunitaria, también lo es informar, para que cada día seamos mejores profesionales sanitarios y así prestemos un mejor servicio a nuestra comunidad.

Escrito por: Héctor Isaza  Montoya

Regente de farmacia

De Medellín para el mundo

Bibliografía

  • Buitrago-González, T. P., Calderón-Ospina, C. A., & Vallejos-Narváez, Á. (2014). Dipirona:¿ Beneficios subestimados o riesgos sobredimensionados? Revisión de la literatura. Revista Colombiana de Ciencias Químico-Farmacéuticas, 43(1), 173-195.
  • Bullorsky, E. O., Venditti, J., Shanley, C., Rabinovich, O., & Lajous, J. R. (1987). Leucemias de células plasmáticas. Medicina (B Aires), 47(4), 399-402.
  • García Espinoza, S., & Zeledón Zapata, E. (2012). Uso de dipirona sódica en paciente de 25-50 años con dolor post-quirúrgico emn el hospital escuela Dr. Antonio Lenin Fonseca Managua Enero-Septiembre 2011 (Doctoral dissertation, Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-MANAGUA).
  • Nolotil, laboratorios boehringer. Tomado de: https://www.vademecum.es/medicamento-nolotil+sol.+iny.+0%2C4+mg%2Fml_prospecto_42304

 

Amamos nuestra labor y no queremos invadirte con publicidad.

¿te gustaría hacer un donativo para continuar con la financiación de nuestro proyecto?

Gracias de antemano.