Interacciones :El peligro de combinar medicamentos

Interacciones

  ¿Qué son las Interacciones Farmacológicas?

Una interacción farmacológica es aquel cambio que ocurre en el modo de acción, cuando se combinan varios medicamentos, sustancias, hierbas o alimentos. El resultado de esta combinación puede hacer que uno de los medicamentos sea más o menos eficaz que cuando se consume solo o que también, cause efectos inesperados en el cuerpo.

Como he podido observar cierta confusión en algunos términos farmacológicos, es bueno que recordemos algunos conceptos:

Medicamento

Es la forma farmacéutica que contiene una o varias sustancias activas, que se administran con fines profilácticos, terapéuticos, de diagnóstico o aquellas sustancias que modifican una acción fisiológica y que no implica enfermedad, como ocurre con los anticonceptivos (Mendoza, 2008).

Fármaco

Es cualquier sustancia activa (no alimento) de origen animal, vegetal o mineral, que interactúa con organismos vivos para modificar un proceso fisiológico o respuesta biológica y producir así, un efecto farmacológico.

Droga

Es aquella sustancia de abuso que hace parte de la automedicación, que produce efectos en el sistema nervioso central; principalmente, euforia y placer. Ej. tabaco, alcohol, marihuana, anfetaminas.

Varias estadísticas señalan que, uno de cada cinco enfermos que ingresan a las salas de urgencias en los hospitales, su mal esta relacionado con las interacciones farmacéuticas o efectos adversos, aumentando la morbilidad y mortalidad en estos pacientes (otero, 2000).

En el caso de las personas mayores de 65 años, se debe tener especial cuidado. Es frecuente que el médico recete un medicamento para tratar un efecto farmacológico adverso producido por otro, aumentando de esta manera más efectos adversos por cada uno de los medicamentos prescriptos, llegando a la polimedicacion y, por consiguiente, aumentando la posibilidad de daños renales, cardiovasculares, hepáticos y cerebrales en estos pacientes de la tercera edad (eiras, 2016) (paci,2015).

El grupo de personas que resulta más vulnerable a los efectos de la polimedicacion son, por tanto, los de edad avanzada y los que presentan insuficiencia renal o hepática, ya que los medicamentos se metabolizan en el hígado y se excretan en mayor proporción por el riñón.

Les recomiendo que amplíen este tema en nuestro artículo automedicación y autoprescripcion

tipos de Interacciones farmacológicas

  • Sinergismo

Es el efecto aumentado de un fármaco por la ayuda de otro.

  • Antagonismo

Es el efecto disminuido de un fármaco cuando actúa en presencia de otro.

Entonces, existen muchas interacciones entre medicamentos, pero los medicamentos que más presentan riesgo elevado son: los anticoagulantes orales tipo warfarina, antiepilépticos como la fenitoina, glucósidos cardiotónicos como la digoxina, antiarrítmicos como la propafenona, ansiolíticos como el lorazepan y alprazolam, antidepresivos como la fluoxetina y amitriptilina y Anticonceptivos como el levonorgestrel, gestodeno y drosperidona (molina y otros, 2012) (Laverde, 2015).

Principales interacciones farmacológicas

Las interacciones farmacológicas pueden ser a) medicamento-medicamento, b) medicamento-alimento (Castañeda, 2014). c) Interacción medicamento-estado físico o patológico del paciente.

Existen cientos de interacciones medicamentosas, pero aquí mencionáramos solo algunas.

Lo importante es reconocer y saber que, las interacciones farmacológicas existen, que no es un mito, más por el contrario, la cautela y el riesgo-beneficio, son factores fundamentales a la ahora de prescribir determinado fármaco, con el fin de prevenir o evitar acontecimientos desfavorables y que pueden ser fatales como casos existen documentados en la extensa literatura.

Recomendaciones sobre interacciones farmacológicas a médicos y farmacéuticos 

A los farmacéuticos, “por estar en una posición única debido a su formación, capacitación y acceso inmediato al público” (Remington), hago la siguiente observación:

  • En el caso de los medicamentos de venta libre, se debe tener especial cuidado en recomendar este tipo de medicamentos en aquellos pacientes que presentan alguna patología o que estén tomando varios medicamentos, lo mismo ocurre, y en mayor medida, con aquellos medicamentos que traen la leyenda de “venta bajo fórmula medica”
  • En lo posible, y por el bien del paciente o cliente, el farmaceuta lo debe estimular para que adquiera los medicamentos de venta libre y los prescriptos por el médico en una sola farmacia, con el objetivo de que no esté deambulando de farmacia en farmacia.
  • Darle al paciente una asesoría profesional y explicarle de una manera asertiva y enfática, que no es conveniente pedir receta en sitios donde no conozcan su historial médico, ya que podrían recomendarle medicamentos que interaccionen con los prescritos por su médico y/o estar enmascarando una enfermedad, cosa que ocurre mucho en nuestro medio.
  • Por la formulación que llega a las farmacias, se puede evidenciar que existe mucha medicación inapropiada y con exceso de fármacos recetados, la cual induce un mayor riesgo significativo de efectos adversos cuando hay suficientes medicamentos en el mercado con una alternativa igual o más efectiva. Además, no siempre los medicamentos nuevos son la mejor opción.

Y como dice janer “si los médicos y los cirujanos están bien penetrados de alta dignidad e incomparable nobleza de la profesión que ejercen, no hay duda que la ejercerán con sumo honor y decoro. Y, cuál es la profesión civil que la aventaje y aun la iguale en dignidad y nobleza”

Para los enfermos, lo más recomendable es que busquen un farmaceuta de confianza y una farmacia que les asegure que los productos farmacéuticos tengan trazabilidad. Por eso también, las empresas deben contratar personal muy capacitado y mantenerlos en continua formación (como lo expusimos en el artículo “ maquillaje permanente para cosmetólogos”), pues, la farmacia es una pasión, un servicio  y no se puede jugar con la vida de las personas.

  • El Fluconazol (medicamento para hongos), aumenta los efectos anticoagulantes de la Warfarina.
  • No se recomienda la administración conjunta de azoles (ketoconazol, itraconazol y fluconazol) conjuntamente con benzodiazepinas como el midazolam, alprazolam y el triazolam. Se ha reportado un aumento significativo e indeseable del efecto hipnótico(arguello).
  • Ciprofloxacina + Calcio: se disminuye el efecto de ambos fármacos.
  •  Amoxicilina + Clavulanato: interacción favorable.
  • Insulina + Metoprolol: se enmascara síntomas de hipoglucemia.
  • Esomeprazol + Carbamazepina: disminución del efecto farmacológico de Esomeprazol
  • Pantoprazol + Leche: Disminuye la absorción y el efecto del Pantoprazol
  • Levotiroxina + Alimento: Disminuye la absorción y el efecto de la Levotiroxina
  • El peligro de los laxantes: limitan La absorción de nutrientes y vitaminas liposolubles(A, D, K, E).
  • La isoniazida (antituberculoso), inhibe la absorción de la vita B6 (piridoxina), por esta razón es que se mandan juntas
  • El ácido acetil salicílico (ASA) elimina el ácido fólico
  • Las coles estimulan el metabolismo.
  • Las dosis elevadas de vitaminas pueden tener efecto sobre los fármacos.
  • La vitamina C en concentraciones elevadas pueden cambiar los efectos de los anticoagulantes.
  • El ácido fólico: compite por el receptor con la fenitoina (utilizada para la epilepsia), puede producir crisis epilépticas.
  • La administración de atorvastatina, lovastatina o simvastatina (que son estatinas), sustancias ampliamente usadas para disminuir los valores del colesterol, cuando se combinan con: ketoconazole, eritromicina, claritromicina, diltiazen o cimetidina, se favorece la aparición de miopía.
  • De igual manera, la combinación de estatinas con digoxina o verapamilo, se aumenta el riesgo de toxicidad de las estatinas.
  • Mezclar difenhidramina con ansiolíticos: produce depresión severa.
  • Captopril y enalapril: se disminuye su absorción en presencia de alimento, lo que no ocurre con el losartan.
  • Los Anticonceptivos disminuyen su absorción cuando se combinan con ciertos antibióticos, lo cual aumenta el riesgo de embarazo no deseado.
  • La Colchichina, los laxantes y la colestiramina: conducen a mala absorción de vitaminas y nutrientes.
  • La cimetidina inhibe el metabolismo de los ansiolíticos.
  • El Propanolol se debe tomar retirado de los alimentos.
  • El propanolol reduce el efecto del broncodilatador salbutamol

interacciones farmacológicas con aines

 Explicación ofrecida en nuestro artículo “ vía intramuscular: la triple viral”

  • Si se administran AINES, sigla conocida como antiinflamatorios no esteroideos (Ibuprofeno, Naproxeno, Diclofenaco), con diuréticos (hidroclorotiazida, furosemida), la acción antihipertensiva del diurético se ve disminuida.
  • Los AINES reducen la síntesis de prostaglandinas en el riñón, deterioran el flujo sanguíneo renal, y en consecuencia, disminuye la excreción de residuos y sodio. Por lo tanto, aumentan el volumen de sangre, los tóxicos en el cuerpo y la presión arterial.
  • La dexametasona presenta muchas interacciones. Con eritromicina: se puede inhibir la metabolización de la dexametasona, con Ibuprofeno: aumenta el riesgo de úlcera y hemorragia digestiva, con Metformina: antagoniza el efecto hipoglucemiante, con Nifedipina: antagoniza el efecto hipotensor.
  • Los coxx 2; meloxicam, celecoxib y etoricoxib (también son AINES), son medicamentos muy cuestionados, se debe tener precaución en personas que tengan riesgo cardiovascular y renal, diabéticos, colesterol alto, fumadores y enfermedad arterial periférica.
  • El ASA con dexametasona: aumenta el riesgo de úlcera y hemorragia gastrointestinal por inhibir la síntesis de prostaglandinas.
  • El ASA con Enalapril: antagoniza el efecto hipotensor; aumenta también el riesgo de deterioro de la función renal.
  • El ASA disminuye el efecto diurético de la Espironolactona

más interacciones

  • El acetaminofén no debe utilizarse de forma crónica o a dosis altas en hipertensos, ya que puede aumentar incluso en las formas no efervescentes, las cifras tensionales (Isidoro, 2006).
  • Metoclopramida: potencia los efectos del ácido acetilsalicílico
  • Antidepresivos y antiepilépticos, es mejor evitar la asociación.
  • Eritromicina: puede inhibir la metabolización del ácido valproico; aumenta el riesgo de epilepsia.
  • Ciprofloxacino con Ibuprofeno: posible aumento del riesgo de convulsiones.
  • El sulfato ferroso inhibe la absorción de la ciprofloxacina y la doxiciclina.
  • Contraceptivos orales con Enalapril: antagonismo del efecto hipotensor
  • Ergotamina (fencafen) asociada con Azitromicina, doxiciclina, eritromicina, efedrina (presente en algunos antigripales) y propanolol, aumentan el riesgo de ergotismo – evítese el uso concomitante. El ergotismo se caracteriza por intensa vasoconstricción de los vasos sanguíneos.
  • Dos ingredientes comunes —fenilefrina y acetaminofén—  usados ampliamente en casi todos los medicamentos antigripales, pueden causar en algunos pacientes, efectos secundarios graves como presión arterial alta, mareos y temblores.
  • Los antigripales y el descongestionante oximetazolina (afrin y rhinofrenol), están contraindicados en todos los pacientes diabéticos, hipertensos y cardiacos, debido a que producen vasoconstricción arterial.
  • Evítese la asociación de varios antigripales, una combinación frecuentemente utilizada por muchos pacientes.
  • Teóricamente, la administración simultánea de Quetiapina con muchos otros fármacos incluida la amiodarona, haloperidol e imipramina, risperidona, puede prolongar el intervalo del intervalo QT; lo cual puede generar arritmias mortales, más aún en personas que presentan este trastorno.
  • Los antidepresivos tricíclicos (amitriptilina, cloimipramina, imipramina) no se deben combinar con macrólidos (eritromicina, Azitromicina, claritromicina y roxitromicina), todos ellos prolongan el intervalo del intervalo QT, por lo tanto, no se deben combinar( Chávez-leon).
  • De los antiepilépticos más recientes la oxcarbazepina(trileptal) y el topiramato(topamac) ) pueden afectar los niveles de anticonceptivos orales.

Podríamos citar cientos de interacciones farmacológicas, son tantas que llenaríamos volúmenes enteros. Para los más interesados en este tema, les comparto el siguiente enlace

Conclusión

No sobra decir que, todos los pacientes no responden de igual forma a las interacciones farmacológicas, y aunque muchas no tienen consecuencias graves, la recomendación es: estar alertas y evitar al máximo la polimedicacion, hacer caso a la recomendación del fabricante y a los nuevos reportes que entrega la ciencia de la farmacovigilancia.

 Lo digo porque existen muchos médicos que no le están prestando el suficiente interés a este tema de las interacciones y se dedican exclusivamente al tiro de la escopeta—y algo cazan—.

Quiero terminar este tema de interacciones farmacológicas con una frase de (norman cousins). “los medicamentos no siempre son necesarios. (Pero) la creencia en la recuperación siempre es”

De la misma manera, si cambias la forma de pensar, a lo mejor necesitarás menos medicamentos: http://revistablanca.com/medicina/neuroplasticidad-ayuda-para-la-sanacion/

Mayo/25/2017

Escrito por

Héctor Isaza Montoya

Regente de farmacia

Bibliografía

 

  1. Argüello, R. G. ANTICONCEPTIVOS HORMONALES ORALES.
  2. Castañeda, R., Rodríguez, C., Raisa, L., Espinoza, G., & Mauricio, S. (2014). Interacción alimento-medicamento en la indicación terapéutica del paciente quirúrgico del Hospital Es Salud. 2013. Lima. Perú.
  3. ChávEz-LEón, E. Prolongación del intervalo QT: interacciones de los antibióticos macrólidos de uso frecuente con el tratamiento psicofarmacológico.
  4. Eiras, A., Teixeira, M. A., González-Montalvo, J. I., Castell, M. V., Queipo, R., & Otero, Á. (2016). Consumo de medicamentos en mayores de 65 años en Oporto (Portugal) y riesgo de prescripción de medicamentos potencialmente inapropiados. Atención Primaria, 48(2), 110-120.
  5. Félix janer. (1831). elementos de moral médica o tratado de las obligaciones del médico y del cirujano. Barcelona: verdaguer,joaquin
  6. Isidoro Sánchez Blanco – 2006. Manual SERMEF de rehabilitación y medicina física. Panamericana
  7. Molina, S. C., Pérez, M. H., & Pérez, M. H. (2012). Farmacología en enfermería. Elsevier.                   Nicandro Mendoza Patiño. Farmacología medica / Medical Pharmacology. 2008 ed. Panamericana
  8. Otero, M. J., & Domínguez-Gil, A. (2000). Acontecimientos adversos por medicamentos: una patología emergente. Farm Hosp, 24(4), 258-266.
  9. Paci, J. F., Alfaro, M. G., Alonso, F. J. R., San-Martín, M. I. F., & Litoral, G. P. (2015). Prescripción inadecuada en pacientes polimedicados mayores de 64 años en atención primaria. Atención Primaria, 47(1), 38-47.
  10. Laverde, L. P., Gómez, S. E., Montenegro, A. C., Lineros, A., Wills, B., & Buitrago, A. F. (2015). Experiencia de una clínica de anticoagulación. Revista Colombiana de Cardiología, 22(5), 224-230.
  11. imagen: pixabay

 

 

 

 

 

 

 

 

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.