Ampollas de vidrio: ¿ un riesgo para la salud?

 

 

Las ampollas de vidrio desde su aparición en el año de 1884 por Otto Schott, el doctor del vidrio, han sido de gran ayuda a la industria farmacéutica. Poco se ha cuestionado sobre sus desventajas, y aunque existe poca documentación sobre el tema, en este artículo trataremos de explicar y basados principalmente en nuestra experiencia, sus posibles riesgos, sus cuidados y los beneficios relacionados con la salud humana.

Constitución de una Ampolla de vidrio

Las ampollas son recipientes pequeños elaborados con vidrio, su naturaleza evita al máximo la presencia de impurezas en el producto final, donde el cerrado se efectúa por fusión después del llenado con su respectivo líquido.

Básicamente está formada por 3 químicos inorgánicos.

1-  Dióxido de silicio 70%, llamado también sílice. Se encuentra en la arena.

2- Oxido de sodio, (Na2O) 15%

3- Oxido de calcio (cal) en 9%

Partes de una ampolla

partes de ampolla

Fig.1

1) Extremo o punta  2) Rama,  3) Bulbo, 4) Estrangulamiento, 5) Hombro, 6) Cuerpo, 7) Fondo o base. El segmento 2,3 y 4 constituyen el llamado  cuello  de la ampolla.

 Como se Parten las Ampollas de vidrio

Existen tres sistemas  que nos facilitan la abertura de las ampollas.

  • Ampollas “duras “u ordinarias. De difícil abertura. Hoy en día existen muy pocas de ellas, pero las hay. Se parten limando el estrangulamiento lo que genera gran desprendimiento de partículas de vidrio.

“Siempre que sea posible, utilice ampollas de abertura rápida y no ampollas que requieran el uso de una lima de metal para abrirse. En este último caso, protéjase los dedos con un elemento limpio (p. ej., con una almohadilla de gasa pequeña)” organización mundial de la salud (O.M.S) enlace.

  • Sistema vibrac o Score Ring, de fácil abertura. Consiste en un anillo de tinta de color que rodea la zona del estrangulamiento que se ha dilatado con el calor del horno provocando grietas en el vidrio, haciéndolo de esta manera más maleable.
  • Sistema opc (óptimo punto de corte), de fácil abertura. En donde se realiza una pequeña incisión en la zona(4) o estrangulamiento, y/o un punto de tinta a escasos 1 mm por encima de la  incisión.(1)

La técnica para abrir las ampollas OPC es la siguiente:

Los sistemas vibrac y opc ofrecen  mayor seguridad y nos “garantiza” menor desprendimiento de partículas  de vidrio siempre y cuando la técnica del operador sea bien utilizada.

1-  Colocar la ampolla de modo que el punto de referencia quede de frente al operador.

2-  Hacer el movimiento de abertura hacia adelante, alejándose del cuerpo del operador, como es habitual al abrir las ampollas con cinta de color.

La abertura de las ampollas se realizará con una gasa estéril colocada entre la ampolla y la mano del operador. Para uso intravenoso se deberá  tener especial precaución con aquellas que contienen anillo marcado para auto corte en el cuello de  la ampolla (vibrac), porque pueden contaminar las mezclas con  pintura. Si fuera necesario, las mezclas terminadas deben pasarse a través de filtros de 0.22 micrones (Menéndez, A, 1997).

El cuello de la ampolla de vidrio es bien importante limpiarlo con alcohol antes de su abertura, esto como precaución para evitar contaminación de polvo y partículas adheridas al recipiente.

Por tanto, Se recomienda antes de abrir la ampolla y, luego de partirla, realizar un examen visual riguroso del contenido de la ampolla, el aspecto de la preparación y la limpidez, tratando de encontrar algún elemento extraño suspendido en el líquido o dentro del  recipiente.

Recomendamos tener muy buena iluminación en el sitio de inyectologia y la utilización de guantes; negligencia de muchos y pereza de otros (Hernández y armas, 2006).

Riesgo al partir la ampolla de vidrio

En mi práctica diaria sucede, aunque rara vez, que algunas ampollas presentan partículas extrañas en el interior del recipiente contaminando el respectivo líquido, esto debido a hechos originados durante el proceso de fabricación, o por degradación química de sus compuestos. en este caso la ampolla se debe desechar.

Al partir la ampolla, existe también, por supuesto, la posibilidad de que caigan partículas de vidrio al interior del recipiente, sucede frecuentemente con las ampollas tipo “dura” u ordinaria, si esto ocurre, también se debe desechar, ya que las partículas de vidrio han contaminado el medicamento (jamieson; Fernández, 2011).

Independiente de donde procedan estas minúsculas partículas de vidrio y/o polvo, y pasar desapercibidas por el inyectador, de seguro serán  aspiradas en la jeringa e introducidas al músculo, hipodermis o directamente a la sangre, según la  vía parenteral utilizada.

El calibre de la aguja puede en este caso determinar el paso o no de estas partículas al interior del organismo. Las agujas 23 g permiten menos paso de partículas de vidrio en forma de arista que las agujas con calibre 18 g.

Partículas de vidrio en el interior del organismo

Desde el punto de vista inmunológico, al ser absorbidas estas partículas de vidrio por el organismo, independiente del tamaño y su forma, se inicia un proceso inflamatorio: Polimorfo nucleares (pmn), basófilos y eosinófilos saltan en primera fila, continuando con las plaquetas para aglutinar al posible invasor. posteriormente, los miocitos  y probablemente linfocitos entran a completar los mecanismos de defensa. se liberan radicales libres, catalasas y otras enzimas antioxidantes tratando de controlar la situación, Participan otras células del complemento intentando reparar con ayuda de los fibroblastos los tejidos dañados. Pero, si el antígeno o cuerpo extraño no es eliminado y el proceso se hace crónico por la continua repetición, se producirán lesiones como: cortes, cicatrices, fibrosis en los alvéolos, embolias, cáncer pulmonar y hasta la misma muerte (Fainboim, y Geffner).

Un estudio prospectivo aleatorio realizado en el  Hospital Universiti Kebangsaan, Malaysia con 360 ampollas de vidrio, dio como resultado que en 15 de ellas se observó contaminación con partículas de vidrio. Ver informe completo en este enlace.

Forma incorrecta de partir la ampolla 

He observado diferentes formas departir ampollas en los últimos 25 años. Algunos utilizan métodos poco ortodoxos, desde el delantal hasta a dedo pelado. Como dato curioso alguna vez presencie una forma extraña de partir aquellas  ampollas que ofrecían cierto grado de dificultad; las llamadas ampollas ordinarias, introduciendo el cuello de la ampolla en el orificio lateral de una estantería de metal.

El laboratorio fabricante debe informar sobre la forma correcta de abertura de la ampolla para minimizar el riesgo de contaminación y de accidentes al personal sanitario mientras se tecnifican las ampollas para uso farmacéutico. Algunos laboratorios multinacionales en su precaución y conociendo el peligro que se puede originar al partir las ampollas de vidrio, han diseñado jeringas pre-llenadas y jeringas con doble cámara a altos costos, pero que minimiza o anula la desventaja de estas ampollas tradicionales.

¿Ampollas de vidrio mandadas a recoger?

Los intentos para reemplazar definitivamente las ampollas de vidrio por otros materiales como plástico y jeringas pre-llenadas han fracasado, por un lado las características del liquido que se puede contaminar con el plástico, las fugas y por el otro el exceso de costos. o sea que, por ahora hay ampollas de vidrio para mucho rato.

Escrito por: Héctor isaza montoya

Regente de Farmacia

de medellin para el mundo

bibliografia 

  • carraretto, a. r., curi, e. f., de Almeida, c. e. d., &abatti, r. e. m. (2011).ampollas de vidrio: riesgos beneficios. Revista brasileira de anestesiología, 61(4), 513-
  • fainboim, lygeffner,j..(2011).introducción a la inmunología humana,6 edición. Argentina: panamericana.
  • Fernandes, Cr, Fonseca, nm, rosa, dm, Simões, cm, y daconceição Duarte, NM (2011). Recomendaciones de Brasileña de Anestesiología, 61 (5).
  • guevara, emilio. neumoconiosis en costarica, situación actual y proyección a futur med. leg. costa rica, 1997, vol.13-14, no.2-1-2, p.74-77.issn 1409-0015.
  • Hernández valdez, e., acosta gonzález, m., nadal tur, b., pijuan pérez, m., fon abreu, y.,&armas rojas, n. (2006).intervención  hospitalaria. Revista cubana de enfermería, 22(2),0-
  • jamieson elizabeth, procedimientos de enfermería clínica, elsevier,5 ed.2008
  • male, da(2007).inmunología, sep. edición. madrid españa: elsevier.
  • menéndez, a. m., argentina, f., &de nutrición,d. t.d.l. (1997). preparación de mezclas de uso intraven
  • panace@ vol.1,no.1. septiembre, 2000
  • imaxen: cortesia pixabay

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


5 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.