Conciliación de medicamentos y atención farmacéutica

imagen pixabay

El concepto de conciliación de medicamentos en nuestro país es relativamente nuevo con la incorporación del farmacéutico a áreas asistenciales y una atención con el paciente(1).Al revisar la historia clínica de un paciente registrado en un hospital, el Químico Farmacéutico clínico, ha podido percibir en muchos casos que el tratamiento crónico no se había prescrito de forma correcta o completa, o que la adecuación a los medicamentos entregados en la institución y otras entidades a las que acude el paciente no es la adecuada.

En este contexto, la actividad de conciliar los tratamientos se percibe como un punto de mejora en la atención a los pacientes y adherencia al tratamiento farmacológico en que el papel del Químico farmacéutico clínico es de gran importancia.

Por otra parte, la base de datos de eventos adversos, reacciones adversas, centinela de la Joint Commission on Accreditation of Health-Care Organization (JCAHO) deja como evidenica que los errores de medicación eran la cuarta causa de muerte o pérdida permanente de funcionalidad en pacientes hospitalizados con tratamiento farmacológico ambulatorio, que ocurría principalmente en los momentos relacionados con cambios de cuidador de paciente (2).

 Los estudios publicados sobre conciliación de medicamentos no son muy numerosos, Conciliación de medicamentos España 2007, Estudio prospectivo de conciliación España 2004, Reconciliation of discrepancies in medication estados unidos 2004, entre otros, en Colombia no se ha publicado estudio de conciliación de medicamentos, pero los que existen a en otros países muestran resultados contundentes: un 30-70% de las órdenes médicas de prescripción realizadas al ingreso de IPS, hospitales , conllevan discrepancias no justificadas(3,4,) y los procesos de conciliación de medicamentos pueden disminuir los errores hasta en un 70%, con repercusión en la disminución (EAM) eventos adversos a medicamentos adversos (RAM)reacciones adversas de medicamentos en más de un 15% 25% de los casos(2,5).

 Después de conocer esta situación (6).El problema es conocido, y la necesidad de mejorar este proceso es clara, lo que ha ocasionado que distintos organismos tomen medidas para minimizarlo. Massachusetts Coalition for the Prevention of Medical Errors en el año 2002, llevó a cabo una iniciativa para concienciar sobre este problema en sus hospitales (7).

En el año 2003 la Joint Commission planteó por primera vez el incluir la conciliación de medicamentos entre sus objetivos para mejorar la seguridad de los pacientes y, en julio de 2004, anunció mediante la National Patient Safety Goals8 que, a partir de enero del año 2006, todas las entidades de salud acreditadas por este organismo debían tener procedimientos desarrollados para garantizar una conciliación de medicamentos adecuada de la medicación  cuando el paciente tenía un cambio de responsable(8).

Un poco más tarde, también la World Health Organization (WHO) estableció que una de las soluciones para asegurar la seguridad de los pacientes debería ser garantizar la exactitud de la medicación en los procesos de transición asistencial, y lo definió como una acción a realizar en una primera fase entre los años 2006-20089.

Más recientemente, en diciembre de 2007, el National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), conjuntamente con la National Patient Safety Agency de Inglaterra, ha publicado una guía de soluciones para la conciliación de medicamentos en ingresos a instuciones hospitalarias en pacientes adultos y jóvenes (10).

¿Qué responsabilidad se atribuye y es asumida por el Químico farmacéutico hospitalario ?

Así pues, actualmente existe documentación suficiente para saber que la conciliación de medicamentos es un proceso que requiere mejoría, pero ¿qué responsabilidad se atribuye y es asumida por el Químico farmacéutico hospitalario en la conciliación de medicamentos El papel que se le tribuye al farmacéutico clínico en la conciliación de medicación es amplio y está bien establecido, y la responsabilidad que asume es muy alta.

En primer lugar, (NICE) El Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica, dirige su documento a los farmacéuticos, y establece de forma taxativa que un farmacéutico debe realizar la conciliación de medicación tan pronto como sea posible tras un ingreso hospitalario, tanto urgente, como ambulatorio que las responsabilidades deben estar claramente asignadas y pueden ser diferentes según las diferentes áreas clínicas (10).

Por otra parte, en Estados Unidos existe un debate más amplio Sobre quién debe asumir esta responsabilidad; Si bien se considera que los farmacéuticos son los profesionales más adecuados para realizar la historia fármaco-terapéutica por sus conocimientos en Farmacología, algunos autores consideran que la actuación del farmacéutico es necesaria en determinadas circunstancias, como en los pacientes que toman medicación de alto riesgo o si el número de tratamientos crónicos es superior a diez medicamentos (7).

En España, el problema de los errores de conciliación es el mismo, pero probablemente las soluciones que podamos abordar desde la realidad de la Farmacia Hospitalaria en nuestro país sean diferentes. Para empezar, el desarrollo de la Atención Farmacéutica Especializada está comenzando en nuestros hospitales, que distan mucho de disponer de un número de farmacéuticos similar al de países como Estados Unidos o Reino Unido.

Aún existen pocos farmacéuticos hospitalarios cuya actividad profesional esté orientada hacia un servicio clínico o a un conjunto de pacientes, y no netamente a la parte administrativa.

La conciliación de medicamentos requiere dos pasos básicos; el primero es el acceso a la historia clínica de Atención Primaria de Consultas Externas, y el segundo la entrevista con el paciente o cuidador para verificar el tratamiento real del paciente, de ahí que no pueda hacerse de forma poblacional y estandarizada, sino que requiere individualización de la intervención.

 La disponibilidad de farmacéuticos clínicos responsables de un número determinado de pacientes con el fin de hacer una intervención eficiente, hace posible la revisión de cada caso, de los tratamientos instaurados, no sólo en adecuación de dosis y pauta, sino en la indicación clínica y situación del paciente, así como la revisión del tratamiento crónico y la conciliación dé medicamentos de cada paciente, tanto al ingreso como a salida del hospital Pero este planteamiento no parece posible en este momento.

En nuestra opinión, una forma realista de acercarnos a la conciliación de medicamentos en nuestro medio conllevaría en primer lugar una concientización del problema entre los médicos y personal de enfermería, farmacéutico haciéndoles partícipes de los errores que se producen y la importancia de realizar una adecuada historia, fármaco-terapéutica al ingreso hospitalario. En segundo lugar, la solución pasa por tener acceso a los archivos informáticos de la prescripción de Atención Primaria, Consultas Externas en instituciones prestadoras de salud, con el fin de disponer de información exacta y actualizada del tratamiento farmacológico del paciente.

Actualmente los datos de prescripción y de dispensación del tratamiento crónico están disponibles, y la receta electrónica lo hará más evidente en un para tomar decisiones en un plazo breve, es indispensable instaurar Tratamientos al ingreso y también en la salida hospitalaria, con el fin de evitar errores, así como para facilitar el conocimiento del tratamiento por parte de sus pacientes.

Además, hay que tener presentes las soluciones informáticas integradas, que permiten “importar” el tratamiento de la prescripción de Atención Primaria al hospital, y viceversa, cuando se produzca salida hospitalaria. Pero conocer y registrar de forma precisa la historia medicamentosa de un paciente es sólo el primer paso para una correcta Conciliación de medicamentos.

Otro tema que requiere consenso es la protocolización de los programas de sustituciones, el intercambio terapéutico o las interrupciones de tratamientos de eficacia dudosa durante el ingreso y salida hospitalaria, así como el manejo de la medicación en el periodo pre-operatorio.

Así pues, el farmacéutico clínico que trabaje en áreas asistenciales que permitan una atención farmacéutica integral al paciente debe incorporar de forma prioritaria la conciliación de los medicamentos entre sus actividades.

Pero más allá de la actitud individual ante un paciente, la Farmacia Hospitalaria debe asumir su responsabilidad para disminuir los errores de conciliación de la medicación, mediante actividades formativas, de divulgación, de investigación sobre la importancia del problema, así como Trabajando para la integración de la información sobre los tratamientos y en el desarrollo y aplicación de soluciones informáticas integradas.

Escrito por: Wilberto Manuel Rivero Morales, Químico Farmacéutico clínico – Auditor en salud, Biomab IPS Bogotá, Colombia.

Revisado por : Héctor Isaza montoya, regente de farmacia.

De Medellín para el mundo

Amamos nuestra labor y no queremos invadirte con publicidad.

¿te gustaría hacer un donativo para continuar con la financiación de nuestro proyecto?

Gracias de antemano.

                                                           

Bibliografia

  1. Delgado Sánchez O, Anoz Jiménez L, Serrano Fabiá A, Nicolás PicoJ. Conciliación de la medicación. Med Clin (Barc). 2007; 129:343-8..
  2. Sentinel Event Statistics. Joint Commission on Accreditation of Healthcare Organizations [consultado 1/2008]. Disponible en: http://www. jointcommission.org/SentinelEvents/S tatistics/
  3. Cornish PL, Knowles SR, Marchesano R, Tam V, Shadowitz S, Juurlink DN, et al. Unintended medication discrepancies at the time of hospital admission. Arch Intern Med. 2005; 165:424-9.
  4. Gleason KM, Groszek JM, Sullivan C, Rooney D, Barnard C, Noskin GA. Reconciliation of discrepancies in medication histories and admission orders of newly hospitalized patients. Am J Health Syst Pharm. 2004; 61:1689-95.
  5. Rozich JD, Howard RJ, Justeson JM, Macken PD, Lindsay ME, Resar RK. Standardization as a mechanism to improve safety in health care. Jt Comm J Qual Saf. 2004; 30:5-14.
  6. Moriel MC, Pardo J, Catalá RM, Segura M. Estudio prospectivo de conciliación De medicación en pacientes de traumatología. Farm Hosp.2008; 32:65-70.
  7. Joint Commission on Accreditation of Healthcare Organizations. Medication reconciliation handbook. Oakbrook Terrace, IL: Joint Commission Resources; 2006.
  8. National Patient Safety Goals. The Joint Commission [consultado 1/2008]. Disponible en: ttp://www.jointcommission.org/Patient Safety/NationalPatientSafetyGoals/08 _npsg_facts.htm
  9. World Health Organization. Patient safety. Action on patient safety-high5s [consultado 1/2008]. Disponible en: http://www.who.int/patientsafety/ solutions/high5s/project_plan/en/inde x.html
  10. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), NationalPatient Safety Agency. Technical patient safety solutions for medicinesreconciliation on admissión of adults to hospital [actualizado 12/2007; Consultado1/2008].Disponibleen: http://www.nice.org.uk/guidance/index .jsp?action=byId&o=11897