Dimenhidrinato: 71 años previniendo el mareo por movimiento

Se presenta un cliente de nacionalidad española a una farmacia colombiana y pregunta por un medicamento que no existe en el país, la Biodramina. Dice el cliente que su principio activo (P.A) es Dimenhidrinato, que se utiliza para el mareo producido por el movimiento del avión.  El empleado farmacéutico le dice que con ese P.A si lo conoce, Dramamine. Argumenta el español que no quiere genéricos, a lo cual el empleado farmacéutico le dice que es el original.  Ante esta respuesta el cliente, que al parecer sabía de medicamentos, acepta el cambio, sin antes dejar claro que la Biodramina es el único original.

Como siempre, la revista blanca, observando los hechos desde la farmacia comunitaria, ha querido recordar la historia del Dimenhidrinato; específicamente los hechos ocurridos entre los dos fármacos en mención (Dramamine y Biodramina).

Nombre IUPAC

2-benzhidriloxi-N, N-dimetiletanamina; 8-cloro-1,3-dimetil-7H-purina-2,6-diona

Historia del Dimenhidrinato

La historia del Dimenhidrinato está rodeada de mucha agua salada.

Transcurría el año 1947, y en el intento de mejorar los efectos adversos del antihistamínico  difenhidramina (un derivado de la etanolamina),  específicamente, la somnolencia o la sedación,  los científicos de los Laboratorios GD Searle & Company (hoy, propiedad de la empresa farmacéutica estadounidense Pfizer), realizaban combinaciones con sustancias estimulantes como las xantinas; lo suficientemente ácidas para que permitieran formar sales estables con la difenhidramina.

Intentaron  fallidamente con la cafeína y la teofilina, pero al fin lograron aumentar la acidez del átomo de hidrógeno  ubicado en la posición  N-7 de la difenhidramina, introduciendo un halogeno (cloro), en la posición C-8 de la teofilina. Resultando el 8- cloro – teofilinato de difenhidramina, una sal estable, llamada, desde entonces, Dimenhidrinato; patentada con el nombre comercial, Dramamine (raviña).

En el mismo año, los doctores  de un hospital en Baltimore, E. U,  lo recetaron a una mujer con Urticaria, quien les contó que el fármaco le había aliviado además de la alergia, el  mareo que tanto la atormentaba cuando debía desplazarse en carro.

Ante esta sospecha, los doctores se imaginaron que si era verdad lo que decía la mujer,  podría ser útil el  fármaco para  aliviar la llamada,  medicamente, cinetosis, o mal de mar; un mal muy común para la época, pues, muchas personas debían desplazarse de un lugar a otro utilizando como vehículo de transporte el barco y el auto  (Zubeldia., at al, 2012).

Posteriormente, en el año 1948 los investigadores del laboratorio Searle llevaron a cabo la operación mareo. Un barco zarpó  desde New York con 1300 soldados a Alemania. Se ensayó entonces el dimenhidrinato, durante una gran tempestad, donde se demostró la eficacia del fármaco, pasando, desde ese entonces, a convertirse en el fármaco ideal para combatir las náuseas, mareo y vértigo, ocasionados por los vehículos en movimiento (Zubeldia., at al, 2012), otros estudios posteriores realizados en otros barcos, aviones y carros, evidenciaron la eficacia de dicho fármaco (Borja & Capdevila, 2003).

Sin embargo, la intención inicial de retirar los efectos adversos de la difenhidramina, solo se pudieron reducir vagamente, ya que, el complejo difenhidramina 8- teofilina, (Dimenhidrinato), también presenta aunque en menor síntoma, el efecto adverso de la somnolencia.

Tiempo después, en el año 1952, un avispado médico español, que había oído hablar en Estados Unidos de las bondades del dimenhidrinato (Dramamine) como antiemético, lo introdujo y lo comercializó en España, con el nombre Biodramina(Isidoro, 2017).

Usos y mecanismo de acción del Dimenhidrinato

El Dimenhidrinato debido al complejo, ejerce efectos depresores del sistema nervioso central, anticolinérgicos, antieméticos, antihistamínicos y anestésicos locales. Y aunque su mecanismo de acción no es totalmente conocido, es probable que su actividad anticolinérgica y acción antihistamínica desempeñe un papel principal en su acción anti-cinetósica.

Esperamos pues que la duda entre cual fue el primer Dimenhidrinato que se patentó a nivel mundial haya sido resuelta.

Hoy, tras 71 años de la invención, el Dimenhidrinato continua firme como el único fármaco, efectivo, económico, con muchos nombres comerciales de acuerdo al país, y de venta libre, usado para prevenir el mareo y náuseas producidos por movimiento.

Escrito por: Héctor isaza montoya; regente de farmacia

De Medellin para el mundo

Amamos nuestra labor y no queremos invadirte con publicidad.

haz una donación para continuar con la financiación de nuestro proyecto

                                                            Gracias de antemano.

                                               

Bibliografía

  • Borja, J., & Capdevila, G. (2003). Eficacia clínica y seguridad de dimenhidrinato: cinco décadas de estudio. Farmacia profesional, 17(9), 60-65.
  • Brainard, A., & Gresham, C. (2014). Prevention and treatment of motion sickness. American family physician, 90(1).
  • ISIDORO MERINO. (27 JUL 2017). La pastilla del mareo cumple 65 años. 07 oct 2018, de EP el viajero astuto Sitio web:

https://elpais.com/elpais/2017/07/27/viajero_astuto/1501138153_775542.html

  • Zubeldia, J. M., Senent, C. J., & Baeza, I. J. T. M. L. (2012). Libro de las enfermedades alérgicas de la Fundación BBVA. Pag, 36.Fundacion BBVA.
  • Imagen: pixabay