Electroestimulación: un entrenamiento para el músculo

electroestimulación

La aplicación de una corriente eléctrica es capaz de despolarizar la membrana de la fibra muscular o nerviosa y producir artificialmente su excitación”.

En este artículo de electroestimulación no utilizaremos fórmulas matemáticas ni muchos conceptos  electrofisiológicos que puedan complicar su entendimiento. El único objetivo al escribirlo es informar a nuestros lectores las bondades y cuidados que se deben tener al utilizar estos revolucionarios aparatos que están ganando terreno y están siendo utilizados en todo el mundo.

La Electroestimulación no es nueva. Se utilizó por primera vez en los años 60 en deportistas soviéticos. Desde esta época se han venido mejorando cada vez más donde al día de hoy, estas descargas eléctricas que al principio fueron intensas y dolorosas,  se han convertido en un gran aliado de médicos, deportólogos, fisioterapeutas y estéticos (carrillo, 2017).

Existen en la actualidad  un sin número de aparatos de  diferentes marcas y de una  eficacia  comprobada. Aparatos que producen excelentes resultados los cuales son usados ampliamente en  la medicina del deporte, rehabilitación física, la estética y últimamente ha adquirido gran relevancia en el mundo del fitness (Martínez, 2013).

Corriente eléctrica:

Cantidad de carga  que circula por un conductor eléctrico en una unidad de tiempo. Su unidad es el Amperio. También se puede definir como el flujo de electrones o cargas dentro de un circuito eléctrico cerrado.

Frecuencia

Frecuencia es la cantidad de ciclos u oscilaciones que existen en una unidad de tiempo por segundo expresado en Hertz (Hz).

Que es la Electroestimulación

La Electroestimulación es un método que utiliza un impulso eléctrico o una corriente eléctrica que imita al cerebro, produciendo potenciales de acción (PA) sobre células nerviosas o musculares con el fin de excitarlas o contraerlas.

Esta corriente sale de un aparato que se llama electroestimulador,  el cual contiene unos electrodos que se le colocan a la usuaria en el músculo seleccionado para que produzca una acción esperada.

Electroestimulación solo en el músculo estriado o esquelético

Existen, según sea la fibra muscular, tres tipos de músculos en el cuerpo:

  • músculo cardíaco (del corazón)
  • músculo liso (órganos)
  • músculo estriado o esquelético

Los músculos cardíacos y liso son de tipo involuntario. El músculo esquelético es  voluntario y se controla desde el sistema nervioso central, por tanto, y es por este motivo que la electroestimulación se realiza solo en el músculo esquelético donde existen células que se pueden excitar.

Es muy importante tener en cuenta que la acción del electroestimulador se ejerce solo sobre  el músculo estriado, directamente en la unión neuromuscular (placa motora), pero debe quedar muy claro que este impulso eléctrico no afecta para nada los ligamentos ni los tendones, por lo tanto, si desarrollamos mucho el músculo pero tenemos unos tendones flácidos es probable que surja una lesión.

Que es un potencial de acción

Es aquella señal u orden que emite el cerebro cuando realizamos una contracción de manera voluntaria.

Cómo funciona el potencial de acción

La orden (PA) que emite el cerebro se propaga a gran velocidad viajando por el nervio motor (nervio que transmite la orden de contracción) pasando  por la columna vertebral hasta llegar al receptor (quien recibe la información), en este caso el músculo.  Esta orden  emitida por el cerebro trae una sustancia o neurotransmisor que el mismo cerebro produce. Este neurotransmisor llamado acetilcolina es el encargado de  transmitir el impulso nervioso que al llegar al receptor, produce cambios en la membrana de la fibra muscular: libera los iones de Ca++ (calcio), lo que en última instancia pone en marcha el proceso de excitación de las fibras musculares (castaño, 2014).

La Electroestimulación permite entonces, estimular y contraer diferentes tipos de fibras en función de la frecuencia de estímulo.

Contracciones electroinducidas

Las contracciones electroinducidas suceden pues debido a que los músculos al recibir el estímulo eléctrico no notan la diferencia entre una contracción desencadenada por el cerebro y la que origina la Electroestimulación.

Electrodos en la Electroestimulación

electroestimulación 1

Los electrodos se encargan de conectar los cables de los circuitos del electroestimulador al músculo seleccionado. Generalmente están fabricados de metal, adhesivo o goma de carbón. Para la transmisión del estímulo eléctrico se necesita un buen gel conductor que se aplica directamente sobre la epidermis, el cual permite la conducción homogénea de la corriente. Este gel también reduce las desagradables sensaciones de hormigueo, ofrece una sensación de bienestar al paciente, además de alargar la vida al electrodo.

Existe una denominación internacional para diferenciar los electrodos. Recordemos que el electrodo con carga negativo es el cátodo y se reconoce por su color negro y el electrodo con carga positiva se llama ánodo.

Es fundamental la correcta colocación de los electrodos para conseguir los efectos derivados de la corriente eléctrica. Si no se colocan bien los electrodos no pasa nada solo que no hay estimulación eléctrica.

El electrodo negativo (transparente o negro) siempre se coloca en la base del músculo, o sea en la parte más próxima a él.

El electrodo positivo (rojo) es el que busca el punto motor del músculo (lugar anatómico en  que el nervio entra al músculo y hay mayor cantidad de fibras musculares).

En este enlace aprenderás a encontrar el punto motor https://www.youtube.com/watch?v=N0jLKuGZU2Y

Entre los efectos polares: ánodos y cátodos. Según las leyes electrofisicas, el ánodo (+) atrae iones negativos y rechaza iones positivos liberando oxigeno (O2). El cátodo (-) atrae iones positivos y rechaza iones negativos liberando iones de hidrogeno (H2).

Por el cátodo los electrones penetran en la célula y por el ánodo salen de la célula los electrones.

En el electroestimulador se pueden utilizar diferentes frecuencias, según sea la necesidad:

Frecuencias de 1-10 Hz, de 10-33 Hz, de 33-50 Hz  y más de 50 Hz (Martínez, 2006).

En la frecuencia baja ayuda a eliminar contracturas musculares, relaja la musculatura, mitiga el dolor, aumenta el flujo sanguíneo y tonifica el músculo. Se utilizan estas bajas frecuencias para tratar la celulitis , cicatrización de heridas, entre otros.

Las frecuencias más altas se utilizan en recuperación deportiva, para aumentar la resistencia  a la fatiga, aumentar el tamaño muscular, desarrollando fuerza y velocidad.

¿Dónde colocar las placas o los electrodos?

Los aparatos más modernos traen las instrucciones de cómo colocarlos. Sin embargo, como dijimos anteriormente, si estás buscando una estimulación más intensa debes localizar los  puntos motores.

Efectos fisiológicos de la Electroestimulación

  • estimula el nervio periférico responsable de la sensación del dolor.
  • aumenta la síntesis de proteínas; es decir, el cuerpo utiliza los aminoácidos y las enzimas para construir, reparar y fortalecer el tejido muscular (salido, 2015).
  • Acelera la producción de fibroblastos, osteoclastos y osteoblastos.
  • Modifica el tamaño y la concentración de mitocondrias, aumentando de esta forma la oxigenación muscular.
  • Modificación de la microcirculación venosa, arterial y linfática.

El entrenamiento con el Electroestimulador generalmente tiene una duración de 20 minutos máximo 2 veces por semana.

Beneficios de la Electroestimulación

Los siguientes son los beneficios que se prometen con el uso de la Electroestimulación

  • 20 minutos de Electroestimulación equivale a más de 3 horas de ejercicio convencional.
  • Aumento de la tonificación y de la resistencia muscular.
  • Reduce la grasa corporal por quemar calorías.
  • Previene la osteoporosis debido a la regeneración de osteoblastos y osteoclastos.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • tonifica la piel y reduce la celulitis.
  • Reduce el dolor por estimulación del nervio periférico
  • Aumenta el tono de la pelvis la cual se cae después del embarazo.

Contraindicaciones y precauciones de la Electroestimulación

Al ser una terapia con electrodos y sabiendo que el organismo funciona eléctricamente, la introducción de un cuerpo extraño podría provocar alteraciones en el sistema inmunológico; es decir, el organismo lo toma como un invasor, por tanto, se debe tener precaución en personas con infección de cualquier tipo.

Téngase en cuenta también que, al ser una técnica estimulante, podría provocar desórdenes en el sueño, aumentar la migraña, producir cansancio y fatiga muscular después de la sección.

Personas con Marcapasos y que utilizan desfibriladores, patologías cardíacas,  epilepsia, tromboflebitis, Cáncer, Flebitis, Fiebre, etc.

Consejos para evitar complicaciones con la Electroestimulación

  • Realizar Anamnesis completa.
  • Utilizar bien las cargas eléctricas.
  • Estar lo suficientemente entrenado para realizar dicho procedimiento.

conclusión

 La Electroestimulación nos brinda como consecuencia, un efecto similar al que se obtendría como si estuviéramos ejercitando los músculos. Sin embargo, esta técnica   solo permite trabajar con un grupo muscular a la vez y por tal razón no sustituye el entrenamiento voluntario o el ejercicio físico. Solo debe utilizarse como una herramienta más que nos aporta beneficios adicionales en el rendimiento deportivo,  procesos de rehabilitación y mejoramiento estético.

En estética se usa la Electroestimulación con buenos resultados, aunque si la aplicación de esta técnica no se acompaña como hemos dicho de cambios en el estilo de vida, los resultados pueden ser discutibles. (Serrano.2016).

Escrito por

Stevens Isaza lopez

Ingeniero biomédico

Abril/ 3 /17

Bibliografía

  • Carrillo, J. A. (2017). Dominio técnico, instalaciones y seguridad en sala de entrenamiento polivalente. AFDA0210. IC Editorial.
  • Castaño Bustos, C. A., & Ramírez Riascos, D. F. (2014). Sistema electrónico para estudio de espasticidad y pérdida de masa muscular por medio de electro–estimulación.
  • Martínez, m, (2006). principios de Electroestimulación y terminología electroterapéutica. Ed. Universidad del rosario
  • Martínez, E. M. B., & López, E. J. M. (2013). Electroestimulación neuromuscular en el deporte: Programación del entrenamiento. Wanceulen SL.
  • Salido, A. M., Muñoz, J. M. H., & Cazorla, A. R. (2015). Mecanismos para el fortalecimiento muscular. Salud y cuidados en el envejecimiento Volumen III, 121.
  • Serrano, M. Á. D. L. C., & Sevilla, A. I. P. (2016). Revisión de los beneficios físicos de la Electroestimulación integral/Review of the Physical Benefits of Whole-body Electromyostimulation. Apunts. Educació Física i Esports, (123), 28.
  • Imágenes cortesía de pixabay.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.