fibromialgia: una enfermedad fantasma

headache-2058476_640

El fin de este artículo es,  primero que todo, divulgar que existe una enfermedad llamada fibromialgia ,que muchos no la conocen  y segundo, instruir y orientar a aquellos pacientes que la padecen, lo mismo que a sus familias, ya que es una enfermedad que involucra a toda el entorno familiar y, además, por otra parte, existe información en el medio que no es real y muchos son los charlatanes que se aprovechan de las personas que padecen esta  patología, ofreciéndoles productos que no tienen ninguna investigación ni aportan ningún beneficio para su enfermedad,—este tema del engaño ya lo expusimos en nuestros artículos: hechiceros en Medellín y auto-hemoterapia.

Fibromialgia: una enfermedad fantasma

La etimología de la palabra fibromialgia(FM) viene de las palabras  fibro-mio-algia. Fibro de la fibra músculo- esquelética, mío (myos = músculo) y el sufijo algia que es dolor. Dolor en las fibras musculares.

Hasta la fecha de hoy,  la Fibromialgia es entendida como una alteración del sistema Nociceptivo o sensitivo, que lleva al paciente a presentar dolor espontáneo, continuo y duradero, con una activación sostenida día y noche del sistema nervioso simpático o sistema de alerta, al igual que un agotamiento de los mecanismos de control que se desencadenan, en la mayoría de los casos — por una dificultad en la adaptación al medio hostil o al estrés (collado, 2014).

Características de la fibromialgia

Cinco son las características fundamentales que presentan los enfermos.

  • Dolor severo
  • Fatiga o cansancio
  • alteraciones cognitivas
  • insomnio
  • sufrimiento

Síntomas

La fibromialgia puede ser definida como un síndrome de etiología desconocida. Su comienzo es insidioso, predominado por dolor músculo-esquelético generalizado, exagerado y continuo. Por lo general, este dolor comienza en el cuello y la espalda, irradiándose después a otras partes del cuerpo. Se caracteriza principalmente por dolor generalizado en músculos y articulaciones.

Junto a la patología dolorosa aparecen otros síntomas, entre los que se destacan: fatiga crónica, que puede ser un leve cansancio hasta total agotamiento, problemas de sueño, donde el paciente que generalmente es mujer, se queja por no poder dormir o porque al despertarse está tan adolorida que pareciese que le hubiesen dado una paliza durante la noche.  Suelen presentarse también, problemas relacionados con su salud psicológica, rigidez matutina, mal humor, aumento de la sensibilidad a los olores, inflamación del colon; asociado a náuseas y vómito. En muchas ocasiones hay manifestación de edema de cara, brazos y piernas, síntomas que se pueden confundir con enfermedades renales, pulmón o corazón, artritis reumatoidea, lupus, depresión y síndrome de fatiga crónica, etcétera.

 Son tan diversos los síntomas que se presentan en esta patología, que los pacientes llegan al punto de limitar sus actividades cotidianas, afectando su calidad de vida y su entorno laboral. Sin embargo, existen por fortuna algunos pacientes que su sintomatología dura pocos días, apareciendo por periodos alternantes, lo que dificulta más su diagnóstico.

Relacionado con el dolor, existen varios puntos específicos o puntos que son sensibles a la palpación y que sirven como diagnóstico de esta penosa enfermedad. Al menos 11 del total de 18 puntos sensibles durante la palpación tras ejercer presión, son según el colegio americano de reumatología, síntomas (por ahora) utilizados como criterio único en un 80% para establecer el diagnóstico de la FM.

fibromialgia-puntos

Imagen tomada de: ver enlace

Aunque se han referenciado diferentes causas que la originan, hasta la fecha las investigaciones realizadas no han llegado a resultados concluyentes. Es más, por el contrario, ante tanta sintomatología expresada por él enfermo, y debido a lo poco aportante de los exámenes de laboratorio clínico para ofrecer un verdadero diagnóstico, la fibromialgia ha provocado un creciente interés en toda la rama de la salud, en especial de los neurólogos y los reumatólogos, que son  los que la dictaminan y la tratan.

Causas de la fibromialgia

A pesar de no presentar lesiones visibles, como ocurre en la artritis reumatoidea, ya se sabe que el enfermo presenta un dolor real, que no es imaginario como muchos creen y que obedece a daño no ostensible en las fibras pequeñas o fibras finas de los nervios sensitivos (sifuentes-giraldo, 2017). Este daño en las fibras es lo que ocasiona el severo dolor en los pacientes, como si se tratase de una verdadera neuropatía, o algo así parecido a la neuropatía diabética o neuropatía inducida por herpes zoster.

En un estudio realizado se cree que existe transmisión hereditaria y que está ligada a un antígeno leucocitario y que por lo general se manifiesta a partir de los 30 años.

por otra parte, Sugieren algunas investigaciones, que las alteraciones del sueño pueden ser tanto causa como consecuencia de esta lamentable enfermedad (prado, 2012). La explicación a esta teoría está basada en que los enfermos de fibromialgia, suelen ser personas muy estresadas y que mantienen valores anormales de adrenalina (hormona del estrés), tanto de día como de noche.

Estrés y fibromialgia

Todos los seres humanos presentan estrés como mecanismo de defensa y supervivencia, pero, a diferencia de los enfermos de FM, tienen una enzima llamada comt, responsable de la degradación de la adrenalina, la que está reducida o ausente en estos enfermos fribromialgicos. Desde luego entonces, al no poder degradar este neurotransmisor, los  FM presentan problemas en disfrutar del sueño profundo, que es donde se realiza la reparación celular, se producen muchas sustancias y se realiza el descanso mental.

Es normal, pues, que estas personas al permanecer en estado de sobre-estrés por adrenalina, se sientan terriblemente mal y se levanten con dolor en la quijada, rigidez, inflamación intestinal, náuseas, dolor de cabeza, migraña, zumbido de oídos, aturdidos, agotados, malhumorados, deprimidos y aburridos con la vida.

“El funcionamiento anormal del sistema nervioso autónomo en pacientes con fibromialgia es sugerido por la presencia de hipotensión ortostática y la disminución de la capacidad de respuesta a la estimulación por beta-adrenérgicos” (sifuentes-giraldo, 2017).

Al mismo tiempo que se mantienen constantemente las hormonas del sistema nervioso simpático en ON —lo que produce el dolor y la fatiga—, también se mantienen en OFF algunas sustancias como la serotonina y endorfina—que son los inhibidores del dolor— (Álvarez y otros, 2014). Lo que facilita la comprensión del porque el enfermo vive siempre con la chispa encendida y preparado para la acción.

Hay algunos estudios que relacionan la deficiencia de vitamina D con la FM, pero que son contradictorios (García, 2017).

Filosofía de la fibromialgia

El problema que revela el FM es la sobrecarga; laboral, familiar o social. De ahí que este tipo de personas que antes eran hiperactivas hoy son súper-lentas. Esa carga—que es auto-impuesta — revela afán de aparentar grandeza o laboriosidad, con el fin de buscar amor y ser querido por alguien o por una sociedad, tratando de ocultar con hechos un complejo de inferioridad. Intentando demostrar al mundo con sus actos, que es la súper mujer, que todo lo puede. Que hace las veces de mujer-hombre, que empuja al otro, a la familia… a todos. Busca reconocimiento. ¡El amor no se compra!

La enfermedad comienza con dolor y rigidez en el cuello, espalda, que luego se irradia a otras partes del cuerpo.  La carga emocional es alta, donde la persona quiere “cargar” a todos—aunque nadie se lo exige. Ella sola toma la iniciativa. debe ser genético o más bien epigenético—. Incluso, en las noches quiere seguir vigilante y no puede dormir o no prefiere hacerlo. Es el tipo de mujer que atiende los enfermos, se encarga de asistir los velorios, preparar los alimentos para la fiesta familiar, trabajar allá y aquí. etc.

 Así lo manifiesta thorwald y rudiger en la enfermedad como camino: “Entonces el individuo trata de hacerse querer, con su destreza, su laboriosidad, su riqueza, su fama, etc. Se ha cerrado así mismo el camino del verdadero amor” el cuerpo siempre dice la verdad: el agotamiento y los dolores obligan al reposo, a buscar la cama, aunque allí tampoco encontrará el descanso.

Por eso el deporte, actividades sanas, pasear…vivir para ella, la obligan a olvidar que debe ser respetada, reconocida y amada. Amarse a sí misma es contundente, nos prepara para la sanación.

Tratamiento de la fibromialgia

Sabemos que la fibromialgia representa un gran desafío terapéutico y requiere un abordaje multidisciplinar, donde se incluyen medidas no farmacológicas y farmacológicas.

Dentro de las medidas no farmacológicas tenemos:
  • psicoterapia (terapia cognitivo-conductual)
  • planificación de actividades diarias
  • ejercicio físico

La orientación con psicoterapia, principalmente, es uno de los pilares fundamentales para el éxito en el tratamiento. Explicarle al paciente asertiva y enfáticamente todo lo relacionado con su enfermedad. Informarle  que este no es un proceso deformable o incapacitante es de gran ayuda y contribuye a la recuperación del paciente.

El ejercicio físico gradual y moderado es una de las principales herramientas para la recuperación del paciente, ya que la actividad física está suficientemente demostrada como el primer tratamiento en muchas dolencias incluida la fibromialgia; activa muchas sustancias que favorecen la resistencia al dolor; endorfinas, serotonina y hormona del crecimiento, etc.,  forma nuevas rutas neuronales, fortalece el sistema inmunológico y retarda el envejecimiento. No es exagerado decir que la actividad física aeróbica regular mejora las funciones fisiológicas y el desempeño cerebral.

Por lo tanto, el ejercicio físico y la terapia cognitivo-conductual son las terapias de primera elección, con alto nivel de evidencia.

En la planificación de actividades, es especialmente relevante, escribir en orden cronológico lo que se desea realizar durante el día o establecer metas claras y de fácil cumplimiento. No imaginar o desear metas difíciles de alcanzar. Entre el orden de actividades debe estar incluida la hora de levantarse y de acostarse, sus descansos. Esto evitará llenarse de tareas que no pueda cumplir, además de establecer y manejar los tiempos prudentes que debe llevar cada actividad.

Medidas farmacológicas

Los antidepresivos juegan un papel importante debido al funcionamiento anormal del sistema nervioso autónomo. La amitriptilina, usada por periodos cortos,  es el tratamiento farmacológico con evidencia más sólida usada actualmente. Los  inhibidores duales de la recaptación de serotonina y noradrenalina como la duloxetina y un inhibidor de la recaptación de la serotonina, la fluoxetina, han sido aprobados por la FDA para controlar el dolor crónico y la ansiedad (Cánovas, 2007). La gabapentina y la pregabalina, un ligando de una subunidad auxiliar (proteína α2-δ) de los canales de calcio (collado, 2017) también han mostrado eficacia en el tratamiento del dolor difuso crónico (Hernández y otros, 2013) (Berrocal-Kasay, A. (2014).

En conclusión, La fibromialgia, al ser una patología con pocas bases para establecer un claro diagnóstico, que debe ser planteado basado en la exclusión, se convierte en reto para el médico tratante, lo mismo que parara el paciente y sus familiares. Por esta razón, insistimos, que es el médico quien diagnostica con ayuda del paciente y su familia, y es quien formula el tratamiento, basado en las investigaciones que ofrece la ciencia médica. Los charlatanes que se aprovechan del dolor de las personas, se deben tener bajo la lupa y evitar que los pacientes compren o consuman sustancias o medicamentos milagrosos que los hay suficientes en el mercado del engaño.

Abril 24/2017

Escrito por

Héctor Isaza montoya

Regente de farmacia

Revisado por

Camila Vargas pineda

Estudiante de sicología

Bibliografía

 

  • Álvarez, R. A., Villalón, M. F., Samuels, L. L., & Correa, J. M. A. (2014). Analgesia acupuntural. Su aplicación en estomatología. Revista de Medicina Isla de la Juventud, 2(14), 151-170.
  • Berrocal-Kasay, A. (2014). Fibromialgia: Un diagnóstico que debe ser oportuno. Revista Médica Herediana, 25(2), 93-97.
  • Cánovas, L., Illodo, G., Castro, M., Mouriz, L., Vázquez-Martínez, A., Centeno, J., & Calvo, T. (2007). Efectos de duloxetina y amitriptilina en el dolor neuropático: estudio en 180 casos. Revista de la Sociedad Española del Dolor, 14(8), 568-573.
  • Collado, A., & Solé, E. (2014). Tratamiento Farmacológico Racional en la Fibromialgia. CM de Psicobioquímica, 3, 5-25.
  • del Prado, M. A. V. S. (2014). EL DUELO SILENCIOSO EN UNA ENFERMEDAD FANTASMA: FIBROMIALGIA
  • García, M., del Río-Martínez, P. S., & Baltanás Rubio, P. (2017). Fibromialgia y niveles de vitamina D. Revista de la Sociedad Española del Dolor, 24(1), 47-47.
  • Hernández, D. M. P., Rodríguez, C. M., Morejón, J. A. G., & Toledo, R. M. (2013). Fibromialgia. Una reflexión necesaria. Revista Cubana de Reumatología, 13(18), 27-30.
  • Prados, G., & Miró, E. (2012). Fibromialgia y sueño: una revisión. Revista de Neurología, 54(4), 227-240.
  • Sifuentes-Giraldo, W. A., & Morell-Hita, J. L. (2017). Fibromialgia. Medicine-Programa de Formación Médica Continuada Acreditado, 12(27), 1586-1595.
  • Imagen pixabay

.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.