fisiologia del sistema linfático

sistema linfatico

“La ignorancia afirma o niega rotundamente; la Ciencia duda.” François Marie Arouet Voltaire

El sistema linfático también denominado sistema inmunitario, y la circulación de la sangre; arterial como venosa, digamos que son pocos conocidos todavía, y no es nuestra opinión, es la opinión de los más destacados fisiólogos. Cada día los científicos nos dan más sorpresas, es por eso que en este artículo describiremos a breve modo los conceptos más relevantes y que son suficientes para nuestra práctica diaria; tanto para médicos, enfermeras, fisioterapéuticos y profesionales de la estética. Pasaremos por alto algunos mecanismos de difícil entendimiento, pues como sabemos es un tema bastante confuso debido a que está relacionado con toda la anatomía, fisiología, física y bioquímica del cuerpo humano.

El sistema linfático está formado por un conjunto de órganos (médula ósea, timo, bazo y amígdala), unidos por una gran red de vasos capilares muy finos, vasos linfáticos, conductos y ganglios linfáticos distribuidos por casi todo el organismo a excepción del cerebro y lo profundo del músculo esquelético. Sin embargo, hoy se cree que el sistema inmune se conecta con el cerebro (fig. 1). Este sistema linfático, produce y reparte una sustancia llamada linfa, rica en nutrientes, proteínas y complejos moleculares procedentes de la circulación sanguínea. Se dice que el sistema linfático trabaja en sincronía con el sistema venoso porque deposita en las venas todo este contenido linfatico.

linfa

Es necesario entender el mecanismo del sistema linfático para poder realizar un buen drenaje linfatico profesional (gallego, 2009). Por eso es que vamos por partes, al final te aseguro que experimentaras el drenaje linfático como una caricia profunda.

 Circulación sanguínea

El corazón bombea desde el ventrículo izquierdo a una presión de 120 mm de Hg(mercurio), sangre arterial rica en sustancias; oxigeno, proteínas, glucosa y hormonas. Sustancias que requieren la célula, los tejidos y los órganos para cubrir sus necesidades metabólicas. Esta sangre es llevada por las arterias y arteriolas hasta los capilares sanguíneos, donde se exprime por la presión que ejerce el corazón como bomba impelente.

En este movimiento biofísico de llevar la sangre desde el corazón hasta los capilares sanguíneos, y luego donde se realiza el intercambio de gases, sustancias y desechos, entre la sangre y los tejidos, actúan fuerzas de presión osmótica, oncótica e hidrostática.

La ecuación de Starling  calcula el flujo de agua o filtración desde los capilares al intersticio celular de los tejidos.

Q = Kef (Pc – Pi) – R (rc – ri)

Las células viven en el espacio extracelular y extravascular, por tanto los nutrientes y el oxígeno deben abandonar los vasos capilares y ubicarsen en este espacio para que la célula los pueda absorber.

Los capilares arteriales como venosos, están conectados por lechos capilares. Al recibir la sangre por la presión hidrostática ejercida sobre el extremo del capilar arterial, se ve forzado a filtrar hacia afuera líquido con nutrientes, lo cual obliga el intercambio con células presentes en este tejido circundante. …Mientras, en el otro extremo del lecho capilar, el venoso, reabsorbe líquido extracelular pero ya con los desechos de las células y el co2 procedente de los tejidos, en dirección de ser eliminados por los pulmones, hígado o riñón.

O sea;

La presión que genera el corazón sobre las paredes de las arterias, hace que se produzca una presión hidrostática, que llega a los conductos capilares más finos, provocando que la sangre se exprima y filtre líquido a través de estos capilares pasando al espacio intercelular y realizando el intercambio de sustancias, dejando que la vénula al mismo tiempo absorba los desechos que irán directo a la sangre.

El líquido que sale de circulación es mayor que el que ingresa. Desde los capilares se filtran Aproximadamente 20 litros de sangre al día y se reabsorben al final 17 litros que ingresan de nuevo a la circulación.

Entonces la pregunta que surge es ¿qué pasa con el remanente de los tres litros de líquidos que quedan en el espacio intersticial y las venas no pueden absorber?

Estos tres litros de líquido que quedan “atrapados” en el espacio intersticial, aparentemente crea un desequilibrio, pero no es así, la naturaleza es sabia y gracias a una circulación alterna llamada sistema linfático, recupera y devuelve el exceso de líquido que ya entra a llamarse linfa, el cual devuelve renovado a la circulación sanguínea (Montero, otros,2007). Figura:

lecho arterial

Quiero recalcar que para comprender la mecánica de cómo se produce la linfa, debe entenderse que es un proceso dinámico en donde existe una extensa red de capilares linfáticos unidos con los tejidos celulares.  La velocidad de circulación de la linfa en este sistema linfático es muy lenta debido a que no tiene una bomba como ocurre con el corazón, que propulse su movimiento; pero se aprovechan las fuerzas internas, los movimientos respiratorios, la contracción muscular y movimientos de la circulación, como los impulsores para que esta linfa se absorba, se evacue y se lleve a la circulación sanguínea. De ahí la importancia del ejercicio diario y una buena respiración abdominal (Marinel, 2005).

 Funciones del sistema linfático

  • Recoger el exceso de líquido presente en el espacio extracelular

Y devolverlo renovado a la circulación sanguínea a través de las venas.

El aumento de la presión hidrostática o la disminución de la presión oncótica ejercida por las proteínas, principalmente la albúmina, puede crear un desequilibrio en los líquidos y constituir su acumulación en el espacio intersticial dando origen al edema. Este edema es una condición patológica que puede obedecer a diferentes trastornos, entre los que podemos mencionar:

*La inactividad física

*Obesidad

*Después de una operación quirúrgica

*Embarazo

*La píldora anticonceptiva y la menopausia.

*Alto consumo de sal( retiene agua y disminuye el oxígeno en sangre)

*Quemaduras y desnutrición.

*Medicamentos

*Problemas de salud: hipertensión, cardiacos, renales, hepáticos, cáncer, etc.

*Linfedema: se obstruye el conducto linfatico. Puede ser por infecciones, exceso de proteínas presentes en el líquido extracelular, deformaciones en las valvas de la pared del capilar linfático que permite devolver la linfa que circula en una sola dirección, hacia el corazón. En condiciones normales esta linfa no debe devolverse debido a la gran cantidad de válvulas y colágeno que posee este sistema linfático.

  • Función inmune o de filtrado

La principal función del sistema linfatico es mantener la integridad del cuerpo, reteniendo, fagocitando y destruyendo microorganismos y células cancerosas metastásicas, impidiendo que esta pasen a la sangre (Romero, 2015).

Las infecciones producidas por bacterias, virus y hongos, no suelen presentarse en sangre. Es muy difícil que esto ocurra, Por decir, en una amigdalitis, foliculítis, forunculosis, sinusitis, infección urinaria,etc los microorganismos se hallan ubicadas en los tejidos celulares e intersticio, si el sistema linfático falla, pasa la infección a la sangre, se produce una bacteriemia o septicemia, poniendo en peligro la salud si no es controlada en forma oportuna utilizando como tratamiento la vía venosa.

  • Transporte de sustancias

Hay sustancias que quieren ingresar al sistema linfático, como las proteínas, globulina, hormanas, insulina, grasas, ácidos grasos, pero no lo pueden hacer por ser demasiado grandes para atravesar los microcapilares sanguíneos, por tanto deben ingresar utilizando esta vía alterna del sistema linfático. La explicación a este fenómeno se da porque los capilares sanguíneos son de menor tamaño que el de los capilares linfáticos, por eso deben utilizar la vía intestinal y hepática sufriendo una serie de transformaciones que la llevan hasta el sistema linfático, ayudados por el trasporte activo, en especial invaginaciones por endocitosis y pinocitosis.

Está documentada por los fisiólogos que las personas que realizan actividades deportivas, pueden drenar diariamente hasta 6 litros de linfa por día, lo cual fortaleza su sistema inmunológico. Además, también se dice que aquellas personas sedentarias podrían eliminar solo hasta un litro de linfa diaria, favoreciendo el linfedema, el edema y, en consecuencia, el desarrollo de muchas enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio, sistema linfático y la nutrición.

Drenaje linfático

El drenaje linfático es una técnica profesional de la fisioterapia y la estética dirigida en especial, a la activación del sistema linfático superficial, con el fin de ayudar a evacuar el exceso de líquido en el intersticio celular. Es una técnica que favorece la reabsorción y aumenta la evacuación sin aumentar el filtrado. Recordemos que el filtrado se da en la microcirculación sanguínea.

Las maniobras parecen caricias profundas con empuje tangencial y no perpendicular, hasta donde permita la elasticidad de la piel; no puede haber frote de piel y menos resbalar la mano. El empuje se realiza lo más cerca al ganglio linfático, con el fin de ir evacuando la linfa detenida, y, siempre en dirección hacia el corazón, drenando desde la parte más próxima al ganglio linfático hasta llegar a la parte más distal. Respetando la fisiología linfática sin importar la maniobra utilizada.

Existen dos fases importantes en la realización del drenaje linfático:

Fase activa y fase pasiva

En la fase activa: contacto, acoplamiento, empuje con presión más suave que las utilizadas en la masoterapia tradicional, hasta el límite permitido de la elasticidad de la piel. La palma de la mano se coloca plana sobre la zona a drenar, con el pulgar separado de los otros dedos formando un ángulo menor a 90°, ejercer suave presión para poder empujar hacia delante realizando un ligero giro orientado hacia el dedo meñique.

Fase pasiva o de relajación: Donde el terapeuta pierde sutilmente el contacto con la piel del paciente (Lacomba & Salvat 2006).

Este drenaje permite una acción antiedematizante similar a la acción fisiológica que ocurren en los vasos linfáticos y acción tranquilizante por cambio del ritmo en la circulación, de tono simpáticos a parasimpáticos (Torres, 1999).

Indicaciones del drenaje linfático

 *Está indicado en los Linfedema estadio I y II (García & Puerta, (2013).

*Reduce el volumen de las extremidades, disminuye el dolor y mejora la calidad de vida en relación con el estado de salud (Caballero).

*postoperatorios: mejora la recuperación y disminuye el edema.

*Disminuye la Celulitis (lipodistrofia ginecoide).

*mejora la turgencia de la piel.

Advertencias

El drenaje linfatico está contraindicado en infección, porque la puede diseminar; en  insuficiencia cardiaca, porque el corazón está débil y no soporta mucho esfuerzo; flebitis y tromboflebitis, porque las venas están inflamadas y no es bueno llevarles más líquido y en el cáncer porque podría hacer metástasis (Chavero). Otros como marcapasos, embarazo, etc

La importancia de conocer la anatomía, la fisiología y la fisiopatológia del sistema linfático, es fundamental para la realización de un buen drenaje linfático profesional. La sugerencia que se da al final es, “las maniobras fisioterapéuticas no deben estereotiparse, si no adaptarse a cada caso” (Ferrandez, 2006), y  para un buen entendimiento del tema, es muy importante estudiar y no leer, además de una buena imaginación cada vez que se estudien todos los mecanismos.

Por último, no puedo dejar de mencionar un enemigo del buen funcionamiento del sistema linfático: el tabaco, genera mucha putrescina encargada de iniciar la putrefacción de las células.

Escrito por Héctor Isaza Montoya; Regente de farmacia

revisado por gloria lopez pemberthy; cosmetologa docente

Octubre 9/2016.

Bibliografía

  • Boursier, V., Vignes, S., & Priollet, P. (2005). EMC-Tratado de Medicina, 9(1), 1-5.
  • Caballero, F. J. M. Grado en Fisioterapia.
  • Coronado-Rustarazo, L. (2014). Efectividad del drenaje linfático manual en mujeres tras cirugía del cáncer de mama
  • Chavero, C. I. Masaje y drenaje linfático Manual en pacientes bajo tratamiento para el cáncer de mama. Instituto de Cirugía plástica Martin del Yerro. Madrid. Disponible en:> URL: www. efisioterapia. net.
  • Ferrandez, J. C. (2006). El sistema linfático. Ed. Médica Panamericana.
  • Gallego, J. V. (2009). Manual profesional del masaje. Editorial Paidotribo.
  • García, E. S. N., Sanz, J. B., Díaz, B. M., & Puerta, C. V. (2013). Patología venosa y linfática. Medicine-Programa de Formación Médica Continuada Acre 5), 2691-2699.
  • Kisner, C., & Colby, L. A. (2005). Ejercicio terapéutico. Fundamentos y técnicas (Vol. 88). Editorial Paidotribo.
  • Lacomba, M. T., & Salvat, I. S. (2006). Guía de masoterapia para fisioterapeutas. Ed. Médica Panamericana.
  • lo Roura, J. (2005). Terapéutica de compresión en patología venosa y linfática. Terapéutica de compresión en patología venosa y linfática.
  • Montero, F. J. C., & Calderón, J. (2007). Fisiología aplicada al deporte. Editorial Tébar.
  • Moore, K. L., & Dalley, A. F. (2009). Anatomía con orientación clínica. Ed. Médica Panamericana.
  • Romero, J. P. (2015). Aspectos de inmunología en reproducción. Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia, 39(15), 39-45.
  • Torres Lacomba, M. (1999). Drenaje linfático manual. Método Vodder.
  • . (Fig. 1) Imagen tomada de miguel ayuso, en “el confidencial” http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-06-08/sistema-linfatico-nervioso-cerebro-neurologo-antoine-louveau_874868/

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.