mayo 22, 2020

Aceite de hígado de bacalao: el superalimento del 2020

Por admin

freepik

Ante esta desbastadora pandemia, covid- 19, que vino para quedarse, existe un superalimento que todos debemos consumir. Este prodigioso alimento es conocido por casi todas las abuelas del mundo: Aceite de hígado de bacalao

¿De dónde se extrae este alimento?

El Aceite de hígado de bacalao es extraído del hígado de un pez marino llamado  bacalao (Gadus morhua), también conocido como bacalao Atlántico o bacalao de Noruega, es un pez grande, mide de 130 centímetros a 2 metros de longitud.

¿Por qué es importante el Aceite de hígado de bacalao?

El Aceite de hígado de bacalao es una sustancia aceitosa rica, entre otros nutrientes, en 2 vitaminas y 2 aceites, lo suficientemente indispensables para el correcto funcionamiento de todo el organismo.

Sin embargo, es difícil que aquellas personas que viven alejados de los lugares donde se encuentra el preciado animal, puedan beneficiarse de sus ricos beneficios para la salud, por lo tanto, algunos laboratorios farmacéuticos lo comercializan como complemento multivitamínico, adicionado además con calcio y fósforo:

Entre estos medicamentos tenemos:

1 –La Emulsión de Scott

 

2-Perlas de Aceite de hígado de bacalao:

 

Que contienen:

Principio Activo: Vitamina A+D
 

Concentración:

5.000 U.I. Vitamina A y  400 U.I. Vitamina D3.

 

Fuente de ácidos grasos omega 3 que corresponden al ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA).

vitamina A

La vitamina A es una vitamina liposoluble que se encuentra naturalmente presente en los alimentos. La vitamina A es importante para la visión normal, el sistema inmunitario y la reproducción. Además, la vitamina A ayuda al buen funcionamiento del corazón, los pulmones, los riñones y otros órganos (National Institutes of Health).

Ácidos omega 3

Los ácidos grasos omega-3 juegan un papel importante en el cuerpo, proporcionan energía, favorecen el sistema cardiovascular, el sistema respiratorio, el sistema inmune y el sistema nervioso (González, 2020)

Vitamina D

La vitamina D es un nutriente necesario para la salud y para mantener los huesos fuertes, Los músculos requieren esta vitamina para el movimiento, los nervios la necesitan para transmitir mensajes entre el cerebro y cada parte del cuerpo, y el sistema inmunitario emplea la vitamina D para combatir los virus y bacterias que lo invaden(NIH).

La principal fuente de vitamina D es producida por la piel al exponerse directamente a la luz solar. de esta forma la mayoría de las personas cumplen al menos en parte con su requerimiento de vitamina D.

No obstante, el confinamiento, como medida para frenar la pandemia de coronavirus, ha favorecido, mas aún,  la disminución en la concentración  sérica de esta vitamina, pues, la piel expuesta a la luz solar en ambientes interiores o a través de una ventana, no produce vitamina D.

Igualmente, los días de invierno y nublados, donde hay poca presencia del sol y disminución de la producción de vitamina D, favorecen la propagación del virus( (grant at al., 2020), la sombra y la piel de color oscuro también reducen la cantidad de vitamina D que produce la piel.

Además, hay muy pocos alimentos que contienen vitamina D de forma natural. La mejor fuente es el Aceite de hígado de bacalao, el salmón, el atún y la caballa. el huevo, los alimentos fortificados como la leche constituyen la fuente principal de vitamina D en la dieta.

Estudios sobre la vitamina D

Ahora, en vista de los numerosos estudios observacionales y publicaciones que identifican una deficiencia e insuficiencia en la concentración sérica de vitamina D en todo el mundo, la actual pandemia, el confinamiento y los muertos producto del covid-19, se ha despertado el interés de los investigadores, quienes con frecuencia identifican la relación de esta vitamina con el desarrollo de enfermedades como la diabetes (Mauss y col, 2015), hipertensión (Kunutsor at al., 2013) cáncer, asma, tuberculosis, depresión(la moda de hoy) (Stewart at al., 2014; mora, 2018) y la actual enfermedad COVID-19(grant at al., 2020).

Donde hipotéticamente parece plausible que la profilaxis con vitamina D (sin sobredosis) pueda contribuir a reducir la gravedad de la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, particularmente en entornos donde la hipovitaminosis D es frecuente (Panarese y Shahini, 2020).

Vitamina D  protege contra el covid -19

Y aunque la evidencia de que la vitamina D podría proteger contra la infección es modesta, es importante tener en cuenta que la hipótesis no es que la vitamina D protegería contra la infección por el SARS-CoV-2, sino que podría ser muy importante para prevenir la tormenta de citoquinas y la posterior infección respiratoria aguda (Greiller and Martineau, 2015; Rhodes at al., 2020; grant at al., 2020).

Por tanto, hacemos un llamado, urgente,  a todos los gobiernos a que recomienden a toda la población recibir los rayos del sol, consumir alimentos ricos en vitamina D (son pocos) o tomar complementos de Aceite de hígado de bacalao en perlas, emulsión de Scott, que en entre otras cosas son medicamentos de venta libre, o  vitamina D en capsulas de 1000 o 2000 u.i, todo esto por sus efectos antiinflamatorios, reguladores del sistema inmunológico, antidepresivos  y preventivos contra los efectos desbastadores del SARS-CoV-2.

Sin embargo, insistimos, sabemos que no es un tratamiento que pueda matar los virus, tampoco la soñada vacuna que pueda evitar el contagio, pero el aporte del Aceite de hígado de bacalao(por sus componentes) puede mejorar las condiciones de los pacientes para que puedan defenderse con mayores oportunidades de sobrevivir ante el COVID-19 (De Girolami).

 

Artículo sugerido

Sol y vitamina D: la defensa innata contra el coronavirus

 

Escrito por:

Héctor Isaza montoya

Regente de farmacia

 

Bibliografía

  • De Girolami, D. Altas dosis de vitamina D, una alternativa en la emergencia.(LINKS)
  • GONZÁLEZ, María Isabel Castro. Ácidos grasos omega 3: beneficios y fuentes. Interciencia, 2002, vol. 27, no 3, p. 128-136.(LINKS).
  • Grant, W. B., Lahore, H., McDonnell, S. L., Baggerly, C. A., French, C. B., Aliano, J. L., & Bhattoa, H. P. (2020). Vitamin D Supplementation Could Prevent and Treat Influenza, Coronavirus, and Pneumonia Infections.(LINKS).
  • Greiller CL, Martineau AR . Modulación de la respuesta inmune a los virus respiratorios por la vitamina D . Nutrientes . 2015 ; 7 : 4240 –  (LINKS).
  • Kunutsor, SK, Apekey, TA y Steur, M. (2013). Vitamina D y riesgo de hipertensión futura: metaanálisis de 283,537 participantes.(LINKS).
  • Mauss, Daniel y col. “Asociación de niveles de vitamina D con diabetes tipo 2 en adultos mayores que trabajan”. Revista internacional de ciencias médicas5 (2015): 362.(LINKS).
  • Moras, Antonio Rendon. “Relacion de la vitamina D y Depresion.” (2018). (LINKS).
  • Panarese, A. y Shahini, E. (2020). Covid ‐ 19 y vitamina D. Farmacología y terapéutica alimentaria. (LINKS).
  • Rhodes, JM, Subramanian, S., Laird, E. y Anne Kenny, R. (2020). baja mortalidad de la población por COVID ‐ 19 en países al sur de los 35 grados de latitud norte: apoya la vitamina D como factor determinante de la gravedad. Farmacología alimentaria y terapéutica(LINKS).
  • Stewart, A. E., Roecklein, K. A., Tanner, S., & Kimlin, M. G. (2014). Possible contributions of skin pigmentation and vitamin D in a polyfactorial model of seasonal affective disorder. Medical Hypotheses83(5), 517-525. (LINKS).
  • Freepik