La ciencia desenmascara fenómenos paranormales

fenómenos paranormales

Mundus vult decipe- “El mundo quiere ser engañado”- dice un antiguo proverbio y por esto, en todas las épocas de la historia, ha habido embusteros que han tratado de satisfacer este deseo de las masas¨.

El gran fraude de los fenómenos paranormales

la taza se me llenó cuando apareció en televisión un programa de”investigación paranormal”donde el director de “ellos están aquí”Rafa Taibo, se declara ser un incrédulo acérrimo de los fenómenos paranormales.

¡En  que mundo vivimos señores! me hace acordar del famoso fraude de las hermanas fox  principales impulsoras del nacimiento del espiritismo…hasta que ya cansadas del engaño en 1888 confesaron que todo era una gran estafa ya que los sonidos que aparecían en las sesiones de espíritus eran provocados intencionalmente por ellas mismas haciendo crujir los dedos de los pies(heredia,1946).

la invitación a estos seriados de televisión es a realizar programas donde se estimule la imaginación de forma creativa no infundiendo terror en las personas. Como decía el maestro neville goddard: “la imaginación crea la realidad”

las personas quieren ser engañadas

Que la gente del común crea en fenómenos paranormales:brujas, espíritus y demonios, es razonable, pues, no podemos exigirle cordura a una cultura que ha sido golpeada durante miles de años, por charlatanes, chamanes, brujos, hechiceros, curanderos, videntes, espiritistas y exorcistas que han sembrado el terror y la desconfianza respeto a las ciencias y a los mismos médicos o sustancias aprobadas oficialmente.

Estos charlatanes de las pseudo-ciencias, sugestionan a las personas para que no se realicen operaciones y ofrecen mediante el engaño sustancias magnetizadas y santificadas que, además, de no servir para nada, si perjudican gravemente la salud o producen la muerte de enfermos o “poseídos” que la medicina hubiera podido curar fácilmente (Reginaldo-omez).

Es muy probable que el fundamento en que se basan los amantes de los fenómenos paranormales para argumentar y alimentar su charlatanería, se deba a que muchas personas por ignorancia y miedo, se desesperan ante la enfermedad o ante la impotencia de no encontrar un remedio que sane todos sus males.

la ciencia y los fenómenos paranormales

Si bien es cierto que hoy en día tampoco se comprenden en su totalidad muchas enfermedades y el mecanismo de acción de muchos fármacos, al menos existe amplia teoría y experimentación que respalda de manera más racional como ocurren los hechos, situación que en parte disemina la atmósfera de misticismo que se ha mantenido a lo largo del tiempo.

Pero nosotros, los profesionales de la salud, con todos los conocimientos de anatomía, fisiología, bioquímica, psicología, física, química, neuropsiquiatría y sentido común, sabemos también que este tipo de cosas paranormales; sobre espíritus y demonios, todavía existen —. Porque “las condiciones psíquicas que engendran demonios trabajan tan activamente como siempre. Los demonios realmente no han desaparecido, sino que meramente han adoptado otra forma: se han convertido en fuerzas psíquicas inconscientes.” (C.G. Jung).

EL MUNDO Y SUS DEMONIOS

Este fue el título que, con justa razón, Carl Edward Sagan, quien fue astrónomo, astrofísico, cosmólogo, escritor , científico y divulgador de los fenómenos paranormales le asignó a uno de sus libros.

Y por fortuna, para muchos, la ciencia realiza constantemente investigaciones y experimentos que demuestran de forma objetiva y que a la vez, desenmascaran ciertos fenómenos paranormales que antes no tenían justificación, hoy ya tienen explicación científica.

Existen una gran variedad de fenómenos paranormales, pero necesitaríamos varios libros para ofrecer una explicación sensata para cada uno de ellos—mientras salen los “nuevos demonios”— por lo tanto, solo los mencionaremos y explicaremos sutilmente algunos de ellos:

Enfermedades atribuidas a espíritus y demonios, perseguidos por una bruja, casas y lugares donde espantan, una luz al final del túnel, apariciones durante duelo, abducción por extraterrestres, faquires enterrados, espiritistas que hablan con los muertos, levitación, telepatía, íncubos y súcubos, alucinaciones, embarazada por un espíritu, doblando cucharas etc.

Enfermedades atribuidas a fenómenos paranormales 

Muchas enfermedades a través de la historia, incluso hoy en día, son atribuidas a fenómenos paranormales(espíritus y demonios). Pero, a medida que la ciencia investiga y los desenmascara, estos supuestos espíritus y demonios son astutamente transmutados por los villanos del misterio y camufladas en poderosísimas “naves espaciales”.

Fármacos y enfermedades relacionadas con fenómenos paranormales

    Penicilina: desde que Louis Pasteur, en el año 1865 desarrolló la teoría germinal de las enfermedades infecciosas y Alexander Fleming descubriera la penicilina, gran parte de las enfermedades, principalmente las de la piel que el vulgo atribuía al demonio, fueron desmanteladas por este gran avance científico.

  • Fenobarbital: un barbitúrico utilizado desde el año 1912 para la epilepsia; una enfermedad donde los enfermos han sido estigmatizados desde hace siglos, pues se creía que estos pacientes estaban poseídos por el demonio, por lo que esta patología era tratada por exorcistas (del Olmo, 2008; Talmud, E., & Greco-Romano; Franky, J. F. 2004).

El catecismo de la iglesia dice: “El exorcismo intenta expulsar a los demonios o liberar del dominio demoníaco gracias a la autoridad espiritual que Jesús ha confiado a su Iglesia. Muy distinto es el caso de las enfermedades, sobre todo psíquicas, cuyo cuidado pertenece a la ciencia médica. Por tanto, es importante asegurarse, antes de celebrar el exorcismo, de que se trata de una presencia del Maligno y no de una enfermedad».

  • Anticonceptivos: definitivamente, Uno de los hechos que más ha marcado la historia es la invención de la pastilla anticonceptiva, desarrollada en 1960. Antes de este maravilloso invento, las mujeres no podían evitar quedar embarazadas sin querer, pues, muchas de sus preñeces eran atribuidas al demonio, el cual, en forma de íncubo, las obligaba a tener relaciones sexuales.

“temeridad y desvergonzado atrevimiento era negar la existencia de estos íncubos y súcubos, según decía la iglesia. Aunque existen remedios contra ellos: asistir a los templos, fórmulas sagradas, la confesión y la comunicación de las devotas, el agua bendita, el ave maría, el exorcismo de la iglesia y el cambiar de lugar (porque el demonio moró allí por maleficio)” extracto de Demonios, magos y brujas en la España moderna(garcia,1999.p.22)

Podríamos decir que, la píldora anticonceptiva, es el invento más grande del siglo xx, pues desencadenó  a la mujer del yugo del hombre y la liberó de una sociedad machista y ceremonial que la reprimía y la maltrataba.

  • Diazepam: un fármaco utilizado para tratar la histeria o trastorno de conversión. Una enfermedad de origen nervioso, caracterizada por fuerte ansiedad y reacciones violentas, que puede provocar ataques convulsivos, parálisis y otros síntomas hasta provocar trastornos psiquiátricos. En la antigüedad se creía que su origen era divino: producida por dioses y demonios (Martorell and al 2010; Vidal, P. E. 2012; Restrepo Delgado, 2015).

En un fragmento del libro Misoginia romántica, psicoanálisis y subjetividad femenina dice: “De modo que la histeria, fuerza sobrenatural, brujería y mujer se fueron asociando con sinónimos durante todas las edades medias hasta culminar con la caza de brujas, cuyo testimonio era la confección” (vidal, 2012).

Era cruel el tratamiento—digo yo—consistía en un “masaje pélvico” o estimulación manual de los genitales de la mujer por el doctor hasta llegar al orgasmo.

  • Clorpromazina: un fármaco neuroléptico y antipsicótico, que pertenece a la familia de las fenotiazidas (al igual que la tioridazina). Usado en pacientes esquizofrénicos y algunas enfermedades maniaco-depresivas.

En la edad antigua, las enfermedades como la esquizofrenia eran consideradas como posesiones demoníacas y se decía que eran producidas como castigo divino.  Por lo tanto, estas personas en vez de ser ayudadas, eran encerradas y retiradas de la sociedad.

En un aparte de “ciencia y enfermedades mentales” dice: “En muchos casos la única solución era quemar al poseído, como a las brujas, en la hoguera. Quienes padecían perturbaciones mentales no eran considerados enfermos, y por consiguiente no eran tratados por médicos ni especialistas, sino por sacerdotes e inquisidores. Quienes no eran considerados ‘normales’ eran confinados en asilos donde eran torturados y tratados con esposas, cadenas de hierro y cepos” (Gutiérrez, 2008.p57-65).

Afortunadamente, la ciencia y la clorpromazina así como otros fármacos antipsicóticos y neurolépticos, han permitido que muchos esquizofrénicos estén laborando en sociedad o   que otros abandonasen los manicomios e hiciesen una vida relativamente normal.

Parálisis del sueño

La parálisis del sueño es definida como un estado caracteriza por dificultad para realizar movimientos voluntarios (como si alguien estuviese encima de la persona), aunque se mantienen los movimientos oculares y respiratorios, pero con escasa capacidad de la respiración profunda.

Este estado, que no es una enfermedad, suele estar acompañado de alucinaciones aterradoras y amenazantes, derrame de líquido seminal, lo que produce intensa ansiedad y angustia en el individuo al creer que fue poseído por una bruja, súcubo, un demonio, o por un” ángel de luz” como decía santa teresa de Ávila cuando tuvo un vívido encuentro sexual.

Estos episodios tan traumáticos ocurren, principalmente, al momento de entrar en el sueño y usualmente dura de segundos a minutos, desapareciendo espontáneamente o con estimulación externa (Núñez, 2012).

Antiguamente, como lo hemos venido manifestando,  este estado de adormilamiento pasajero que sucede en la parálisis del sueño y como muchas enfermedades, eran atribuido a las  brujas, espíritus y demonios.  Sin embargo, estas entidades, para nuestro consuelo,  ya han desaparecido pero de nombre; hoy simplemente se les ha dado el nombre de” abducción por extraterrestres” (Carl Sagan).

Carl Sagan decía respeto a los extraterrestres:

“Es concebible que algunos relatos de abducciones por extraterrestres puedan disfrazar recuerdos de violación y abuso sexual en la infancia con el padre, padrastro, tío o novio de la madre representado como un extraterrestre. Seguramente es más reconfortante creer que fue un extraterrestre quien abusó de uno que pensar que fue alguien en quien uno confía y a quien ama”

Continua diciendo en su best seller” el mundo y sus demonios” sobre una encuesta realizada en los Estados Unidos:

“El ochenta y cinco por ciento de todos los internos violentos de la cárcel fueron víctimas de abusos en la infancia. Dos tercios de las madres adolescentes fueron violadas o víctimas de abusos sexuales de niñas o adolescentes. Las víctimas de violaciones tienen diez veces más probabilidades que las demás mujeres de usar en exceso el alcohol y otras drogas.

Cuando Houidini (el gran mago) terminó por ofrecer un importante premio a quien pudiera realizar una sesión de espiritismo en la que él no fuese capaz de descubrir la trampa, nadie lo logró, y por eso Houidini se convirtió en una amenaza para todos los estafadores que realizaban vulgares trucos de magia y pretendían con ello sacarle plata a todos los estúpidos de la época (aldas, 2008. P.222).

James Randi, uno de los grandes escépticos de nuestra era, ha dedicado toda su vida a desenmascarar a los defraudadores. Randi ha cuestionado ampliamente los fenómenos paranormales, tanto es así que ofreció un premio de US $ 1.000.000 a cualquier persona capaz de demostrar una habilidad sobrenatural bajo los criterios de prueba científica. hasta el momento nadie ha sido capaz de conseguir el premio.

Conclusiones
  • Tenemos que estar alertas ante nuevas formas de “posesión”, ya que la máscara o el disfraz de los charlatanes y embaucadores cada día es más sofisticado. C.G. Jung, el gran médico del alma y uno de los psicólogos más prestigiosos del siglo XX, ha dado una de las definiciones más sabias relacionadas con estos fenómenos paranormales relacionados con espíritus y demonios: “La posesión, aunque pasada de moda, de ninguna manera ha quedado obsoleta, ha cambiado sólo el nombre. antiguamente se hablaba de “espíritus malignos,” ahora los llamamos “neurosis” o “complejos inconscientes.”
  • Por otro lado, Carl Sagan nos alerta en cuanto a lo fácil que es engañar a la población, aprovechándose de su ignorancia hacia ciertos tipos de información y su angustia por no encontrar explicación racional a ciertos fenómenos fantasmales.
  • Lo mal triste de todo esto es que una mente crítica y con lógica científica, reconoce que lo que se ha llamado espíritus, demonios, brujas, o algunas alucinaciones, son el reflejo de la ignorancia, maltrato familiar, cultural y social, donde se trata de ocultar baja el epígrafe del misticismo, una crueldad que no puede ser admitida, pues,  la reputación ante dios y los otros y el deseo de riqueza es mucho más importante que contar la verdad: solo la ciencia tiene la última palabra.

Agosto 20 2017

Escrito por Héctor Isaza Montoya

Regente de farmacia U. DE. A

Revisado por Camila Vargas Pineda

Estudiante de psicología

bibliografia

  1. Aldas riera, enrique. (2008). el conde lucanor 2. españa: lulu.
  2. del Olmo, M. C. C. (2008). Un caso específico de teolepsia: la panolepsia. Emerita, 76(1), 67-85.
  3. Forti, S. (2014). Los nuevos demonios: Repensar hoy el mal y el poder. Edhasa.
  4. Franky, J. F. (2004). La Epilepsia en Colombia Recuento Histórico. Estado Actual al Principio del Milenio y Visión al Futuro. Medicina, 26(1), 28-34.
  5. García, A. M. (1999). Demonios, magos y brujas en la España moderna. Servicio Publicaciones UCA.
  6. Gutiérrez, C., & Gutiérrez, F. (2008). Manuel Antonio Carmona: ciencia y enfermedades mentales. In Forjadores de la ciencia en Chile: problemas y soluciones (pp. 57-65). RIL.
  7. Heredia, C. M. D., & Carlos María de Heredia, S. J. (1946). Los fraudes espiritistas y los fenómenos metapsíquicos (No. 133.9). Difusión,.
  8. La guerra invisible de angeles contra demonios: Entre la vida y la muerte,PG.187, ibukku, 21/04/2016.
  9. Martorell, M. A., Comelles, J. M., & Bernal, M. (Eds.). (2010). Antropología y enfermería: Campos de encuentro. Un homenaje a Dina Garcés, II (Vol. 2). PUBLICACIONS UNIVERSITAT ROVIRA i VIRGILI.pag.82
  10. Núñez, J. E. C. (2012). Parálisis del Sueño. Synapsis, 3(2), 14-18.
  11. Punto, Volume 13, Issues 661-686 Prensa, Información y Ediciones, 1995, pag 240
  12. Reginaldo-omez. (1958). supranormal o sobrenatural. españa: casal I vall.
  13. Restrepo Delgado, C. A., & Rendón Echeverri, M. (2015). ¿ Los síntomas de la histeria de finales del siglo XIX se transformaron en los síntomas de la anorexia de finales del siglo XX?.
  14. Sagan, C., & Udina, D. (1997). El mundo y sus demonios. Barcelona: Planeta.
  15. Talmud, E., & Greco-Romano, M. HISTORIA Y ESTIGMAS EN UNA ENFERMEDAD DE TODOS CONOCIDA: LA EPILEPSIA.¿ Existen muchos estigmas en los pacientes que sufren de epilepsia?.
  16. Vidal, P. E. (2012). Misoginia romántica, psicoanálisis y subjetividad femenina (No. 16). Universidad de Zaragoza.
  17. imagen: cortesía de pixabay.

Amamos nuestra labor y no queremos invadirte con publicidad.

¿te gustaría hacer un donativo para continuar con la financiación de nuestro proyecto?

Gracias de antemano.





Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.