Carne sin sacrificio animal cultivada en laboratorio

Comer deliciosos y jugosos filetes a muchos nos genera cargos de conciencia, Porque sabemos que lo que hay detrás: no solo el sacrificio, sino la tortura de animales, además del impacto ambiental. Pero esta realidad está cambiando, gracias a la carne sin sacrificio animal, cultivada en laboratorio.

Carne sin sacrificio animal ya es una realidad

La empresa Israelí de tecnología alimenticia Future Meat Technologies, es la primera en el mundo en fabricar carne cultivada en Laboratorio. La empresa cuenta con una capacidad para producir 500 Kilos de productos cárnicos al día. Esta fabricación está 100% basada en el cultivo de células animales.

 

 

Los alimentos que se fabricarán serán cerdo, cordero y pollo, mediante un proceso de cultivo limpios, y sin el uso de componentes modificados genéticamente.

 

Según Rom Kshuk, CEO de Future Meat Technologies “La apertura de esta instalación marca un gran paso en el camino hacia el mercado de Future Meat Technologies, y sirve como un habilitador crítico para llevar nuestros productos a los estantes para 2022”.

 

Carne sin sacrificio animal ni alteraciones genéticas

Las líneas de células animales creadas en esta solución, podrán crecer para siempre sin modificaciones genéticas. Esto no implicará tener que sacrificar vacas, pollos, cerdos, corderos. Podremos llevar su carne sin sacrificio animal a la mesa, además no se verá comprometido su valor nutricional, aroma y sabor.

Ni siquiera el proceso de origen de las células para el cultivo implican el sacrificio de animales. Las muestras se obtienen a partir de biopsias.

 

Precios asequibles y producción rentable

A medida que esta tecnología escale, los precios de la carne cultivada serán más asequibles y equiparables con los de la carne tradicional. El precio actual de una pechuga de carne de pollo cultivada es de $3.99 US.

“El procedimiento de rejuvenecimiento de medios permite reducir sustancialmente los productos de desecho, al utilizar un 50% menos los medios de cultivo. Esto promete menor costo de producción, menor inversión de capital y rendimientos 10 veces más altos que el estándar industrial.

Fondos de inversión en los que participan personalidades como Bill Gates y Jeff Bezos, han comenzado a invertir en el negocio de la carne de laboratorio, como el negocio del futuro.

 

Menor impacto ambiental

La producción de carne tradicional representa una de las principales amenazas a la sostenibilidad del planeta, porque utiliza el 80% de tierras habitables y el 30% de agua potable. Por otro lado también genera emisión de una cantidad de gases de efecto invernadero, comparables con los producidos por todo el transporte mundial.

 

Carne sin sacrificio animal cultivada en laboratorio