Aunque los medicamentos han contribuido a mejorar la morbimortalidad, “existe en todo fármaco por insignificantes que parezcan sus acciones terapéuticas, la capacidad de producir efectos nocivos.”   (Goodman and